Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Usar demasiado Facebook puede provocar trastornos alimenticios

Usar demasiado Facebok puede provocar trastorno alimenticiosInformativos Telecinco

Según un estudio realizado en Florida, Estados Unidos, las mujeres que pasan más de 20 minutos en Facebook sufren más insatisfacción corporal y son más propensas a desarrollar trastornos de alimentación. Los resultados de este estudio han sido publicados en la revista 'Journal of Eating Disorders'.

Según varias fuentes recogidas por Russia Today, 1.000 estudiantes universitarias participaron en una prueba organizada por el grupo de Keel. Se les preguntó cuánto tiempo pasaban en Facebook y si presentaban trastornos de alimentación. En la segunda etapa del estudio los psicólogos estudiaron el comportamiento de la parte de este grupo más activa en las redes sociales, y de un grupo de participantes al azar.
"Facebook ofrece una manera divertida de mantenerse en contacto con los amigos, pero también tropieza con un ideal de delgadez que aumenta el riesgo de tener trastornos de alimentación", ha dicho Pamela Keel, profesora de psicología en la Universidad Estatal de Florida.
El grupo de las jóvenes más activas tenían un mayor riesgo de desarrollar un trastorno psicológico. Estas mujeres eran también más propensas a valorar los comentarios y los 'me gusta' en sus estados de Facebook como importantes, excluirse de las fotos en la red social, y eran más propensas a comparar sus fotos con las de sus amigas. 

En cambio, el grupo de participantes al azar que pasaron 20 minutos en Wikipedia buscando información sobre los ocelotes, un felino tropical, y viendo un video de YouTube sobre estos animales, era más propenso a reportar una disminución en la preocupación por su peso después del estudio.  Los resultados de este estudio han sido publicados en la revista 'Journal of Eating Disorders'.