Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Españoles se interesan por la ley lusa de gestación subrogada, que abre puertas aunque no es fácil, según el sector

La entrada en vigor este lunes 1 de agosto de la normativa portuguesa que regula la gestación subrogada ha comenzado a generar interés entre familias españolas por la posibilidad de acudir al país vecino a realizar esta práctica.
Así lo ha señalado a Europa Press Santiago Agustín, co-director de Interfertility, una de las agencias españolas que asesoran a los españoles que quieren someterse a la gestación subrogada en los países en los que es legal.
Agustín ha señalado que la aprobación de la norma ley lusa ha generado "muchísimo interés" por parte de las familias españolas, aunque, en su opinión, "parece que va a ser muy difícil" acceder a esta técnica de reproducción asistida.
"Están preguntando ya muchas familias y seguro que cada vez preguntan más. Va a ser complicado porque la ley en su redacción parece muy restrictiva", ha asegurado Agustín en declaraciones a Europa Press, destacando que esta iniciativa es "un paso súper positivo" para que también se pueda regular en España.
La ley portuguesa determina que sólo podrán someterse a esta técnica mujeres con problemas de fertilidad, lo que excluye a parejas homosexuales, y que la madre de sustitución no puede recibir contrapresación económica más allá de la asistencia sanitaria.
En todo caso, Agustín ha hecho una valoración "positiva" de esta ley y ha resaltado que su entrada en vigor es "muy buena" noticia. "Es necesario que nuestro país también tenga una ley. Está todo el mundo con mucha expectación aunque ahora mismo la situación es bastante confusa", ha dicho.
Concretamente, ha indicado que se trata de "un ejemplo más" de que la gestación subrogada es "una realidad a nivel mundial" y que se puede "hacer bien respetando todos los derechos".
PORTUGAL MARCA EL CAMINO
Por su parte, el presidente de la Asociación Son Nuestros Hijos, Pedro Fuentes, ha subrayado que Europa "se está moviendo" hacia la regulación de la gestación subrogada y que Portugal "está marcando el camino".
"En España tenemos una propuesta y espero que los políticos respondan. Espero que respondan a un debate en el Parlamento, un debate que la sociedad ya ha hecho y ha resuelto, porque las encuestas dicen que más de dos tercios de la población española aprueba la regulación", ha afirmado a Europa Press.
En este sentido, ha defendido que sería "absolutamente ilógico, absurdo e injusto" obligar a los españoles a emigrar a Portugal a recurrir a un tratamiento médico que su país "les niega".
"Hay españoles que tienen acceso a las unidades de reproducción financiada con dinero público, y hay españoles a los que se les obliga a emigrar fuera para conseguir ese tratamiento", ha criticado Fuentes, destacando que Portugal "marca el camino" y que España "se tiene que poner las pilas".
Asimismo, ha añadido que oponerse a la gestación por sustitución es "tratar de que pervivan las malas formas". "Quién se opone a regular es colaborador moral del daño y de la explotación a mujeres y a familias. Sólo regulando se podrá evitar el daño", ha precisado.
Sin embargo, Fuentes ha asegurado que la ley portuguesa "no es perfecta", porque "excluye a homosexuales" y hace un planteamiento "absurdo" al no permitir al niño "conocer su historia". "Portugal, aunque con una ley imperfecta, está marcando el camino. Espero que los políticos reaccionen a esto porque los españoles van a ir a Portugal", ha concluido.