Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España eleva a última hora su representación en el funeral de Soares y envía al Rey a Lisboa

España ha elevado a última hora la representación que enviará este martes al funeral por el expresidente portugués Mario Soares. El Rey Felipe VI será finalmente el que encabece la delegación española, han anunciado el Gobierno y la Casa del Rey.
El Ejecutivo consideró suficiente en un primer momento enviar al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, como máximo representante español en las exequias, y así lo anunció este mediodía.
Sin embargo, y tras un despacho en la tarde de este lunes en el Palacio de la Zarzuela -previsto de antemano- entre el Rey y el ministro Dastis, el Gobierno ha cambiado de parecer y ha corregido su primera decisión, reconociendo implícitamente que al funeral de Soares España debía enviar una delegación de mayor nivel.
Entre medias también se hizo público que la Generalitat catalana estará representada en el funeral por su conseller de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia de la Generalitat, Raúl Romeva, y que el expresidente Artur Mas acudirá este lunes al velatorio.
No obstante, la representación catalana en el funeral de Soares no ha influido en la decisión del Gobierno de enviar al Rey Felipe puesto que, según fuentes diplomáticas, el Ejecutivo ya conocía los planes de la Generalitat cuando optó por enviar al ministro Dastis como máximo representante.
El jefe de la diplomacia española acompañará el martes al Rey en Lisboa y, para ello, se ha visto obligado a suspender un desplazamiento que tenía previsto a Marruecos.
El Rey Felipe mantiene su intervención a primera hora del martes en el Spain Investors Day en Madrid y después pondrá rumbo a Lisboa.