Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los alumnos españoles siguen flojos en Matemáticas, Lectura y Ciencias

Huelga de educacióncuatro.com

El rendimiento de los alumnos de quince años españoles en Matemáticas, Lectura y Ciencias sigue por debajo de la media de la OCDE y no mejora de forma significativa, según el quinto informe del Programa para la Evaluación Integral de Alumnos (PISA, en sus siglas en inglés), correspondiente a 2012.

En concreto, en Matemáticas, la puntuación media española se sitúa en los 484 puntos, un punto menos que en 2003 y diez menos que la media de la OCDE, lo que sitúa a España en el puesto 25 de 34 países; en Lectura, alcanza los 488 puntos, ocho menos que la media de la OCDE (496), por lo que España se sitúa en el puesto 23; y en Ciencias alcanza los 496 puntos (puesto 21), cinco menos que la OCDE (501).

Este estudio internacional, presentado este martes, mide cómo manejan los estudiantes de 15 años de más de 65 países sus conocimientos estas tres áreas, aunque, en esta ocasión, se centra principalmente en Matemáticas, igual que en 2003. En PISA 2012 han participado 510.000 alumnos de todo el mundo, de los que 25.313 son españoles.

En relación a la media de la Unión Europea, España se sitúa cinco puntos por debajo del promedio de ésta en Matemáticas, un punto en Lectura y uno en Ciencias. Sin embargo, la distancia puede elevarse hasta los 36 puntos si se compara con Finlandia, que es el país de la UE con mejores resultados, pues ocupa la sexta posición en Matemáticas, la  tercera en Lectura y la segunda en Ciencias.

Otro de los asuntos en que incide este documento es que la equidad, que hasta ahora había sido un aspecto en el que España había destacado por encima de la media de la OCDE, ha empeorado en relación con el rendimiento de los estudiantes. Como ejemplo, los alumnos con un nivel socioeconómico alto superan en 34 puntos en Matemáticas a aquellos que pertenecen a niveles inferiores, una diferencia superior seis puntos respecto a 2003.

Equidad y recortes

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, ha afirmado sobre este aspecto, durante la presentación del informe, que los resultados de España se han mantenido "estables" pese a haber "empeorado" en equidad y ha afirmado que el Gobierno no puede vincular todavía la crisis económica y los recortes de 2012 al retroceso en este aspecto.

"No tenemos la respuesta todavía", ha asegurado la 'número dos' de Educación, que ha apuntado al aumento de la proporción del alumnado inmigrante respecto a otros países de la OCDE, que ha llevado "una mayor diversidad" en las aulas, y que el sistema actual "rígido" y "sin evaluación temprana" ha sido, a su juicio, "menos capaz de lidiar" con esta circunstancia.

Por su parte, el analista principal del Programa Pisa, Pablo Zoido, ha afirmado que "es difícil" saber qué es lo que genera estas diferencias socioeconómicas y ha advertido de que "es muy pronto" para saber si los recortes y la crisis han tenido un impacto directo en la bajada de la equidad del sistema educativo español.

Tanto Gomendio como el responsable de PISA han incidido en que no hay una relación directa entre la mejora de los resultados y el aumento de la inversión, la reducción del número de alumnos por aula o la mejora de la retribución del profesorado.

Gomendio ha afirmado, asimismo, que mientras Portugal y Polonia han mejorado su rendimiento sin aumentar la inversión, España se mantiene "estancada" en sus resultados pese a que ha crecido el gasto educativo un 35 por ciento desde 2003.

Diferencias entre comunidades autónomas

Existen alrededor de 55 puntos de diferencia de rendimiento entre comunidades autónomas dentro de este informe, en el que han participado catorce, lo que equivale a un año y medio de escolarización. El 85 por ciento de las diferencias se debe a la disparidad socioeconómica entre ellas, según este estudio.

Navarra, Castilla y León, País Vasco y Madrid obtienen mejores resultados que la media de la OCDE frente a los de Murcia, Extremadura, Baleares y Andalucía, que se sitúan a la cola.

En 2012 las diferencia de rendimiento entre chicos y chicas se eleva en el caso de las Matemáticas hasta 16 puntos en favor de los primeros, una brecha que crece respecto a 2003, donde ésta era de 9 puntos. Sin embargo, las chicas siguen obteniendo mejor puntuación que los chicos en Lectura.

Además, en los alumnos repetidores y no repetidores ésta distancia es de 102 puntos en 2012, más de dos cursos y medio de escolarización y diez puntos más respecto a 2003.

En este sentido, la secretaria de Estado ha afirmado que la tasa de repetición española es del 34 por ciento en los alumnos de quince años. "Esta es una estrategia poco eficaz", ha dicho Gomendio en  cuanto a la repetición, de la que ha advertido de que "cuesta 2.500 millones al año". "El sistema es muy rígido y hay que atender la diversidad de talentos y dar un trato individualizado y complementario a los estudiantes de bajo rendimiento", ha apostillado.

El porcentaje de alumnos excelentes en España es del 8 por ciento en Matemáticas, lo que significa que sólo éstos pueden realizar ejercicios en los que hay que utilizar habilidades de pensamiento y razonamiento amplias y bien desarrolladas. Esta proporción está por debajo de la media de la OCDE, que se sitúa en un 13 por ciento y no ha mejorado respecto a 2003, donde alcanzó el 7,9 por ciento.

Alrededor del 24 por ciento de los alumnos españoles está rezagados en Matemáticas, lo cual significa que, como mucho, pueden extraer información relevante de una única fuente.

Menos horas de asignaturas instrumentales

Gomendio ha relacionado los bajos resultados de los alumnos españoles en estas tres áreas a la "dispersión" que existe en el currículo español por el "elevado" número de asignaturas, que impide centrarse en las instrumentales, que son las que valora el informe PISA. Según ha advertido, España dedica menos horas a Matemáticas, Ciencias y Lengua en proporción al horario lectivo, que es más amplio que el de la media de los países de la OCDE.

Sobre este asunto, la secretaria de Estado ha señalado que la recién aprobada Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) establece una "mejor" distribución de las horas a las materias instrumentales, que se organizan en el bloque de 'troncales', y a las que es obligatorio dedicarle el cincuenta por ciento del horario lectivo.

La 'número dos' de Educación ha aprovechado la presentación de los resultados de España en este informe para defender su reforma educativa y ha argumentado que ésta se basa en la "evidencia" y en datos "robustos". Así, ha subrayado la necesidad de un "cambio de modelo" en el que la flexibilización, la evaluación, la autonomía de los centros y la rendición de cuentas son, a su juicio, "fundamentales".

El profesorado

Según el responsable del Programa PISA, el profesorado es una pieza clave del sistema educativo y en los países con mejores resultados este colectivo cuenta con una carrera "muy profesionalizada", a la que acceden "los mejores estudiantes". Se trata, según ha indicado, de una profesión "atractiva" para los jóvenes por su retribución, la posibilidad de seguir formándose, de asumir responsabilidades y promocionar.

Gomendio ha afirmado que en España la profesión docente adolece de falta de incentivos y promoción a lo largo de la carrera desde el acceso hasta la jubilación. Si bien ha insistido en que la LOMCE reconoce la autoridad y da mayor autonomía a los profesores, el Gobierno quiere, a través del Estatuto de la Función Docente, reparar las deficiencias antes mencionadas.