Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Íñigo Errejón, Mamen Mendizábal o Alba Flores se unen al reto 'Waiting Challenge' en solidaridad con los refugiados

El político Íñigo Errejón, los periodistas Mamén Mendizábal, Helena Resano e Iñaki López y los artistas Alba Flores, Ana Millán, Gorka Otxoa, Ramoncín y Juan Luis Cano (Gomaespuma), se han unido, entre otros personajes públicos, al reto viral 'Waiting Challenge', del movimiento 'Sick of waiting', que busca reflejar la solidaridad con las más de 65.000 personas que siguen esperando a ser reubicadas en Grecia e Italia, según han informado los impulsores de esta iniciativa.
Los participantes en esta iniciativa reclaman en las redes sociales, con una fotografía en la que aparecen en actitud de espera, el cumplimiento de los compromisos de acogida, reubicación y reunificación familiar por parte de los países europeos.
Además, junto a la fotografía y los hashtags #WaitingChallenge, #HartosDeEsperar y #SickOfWaiting, los participantes han nominado o etiquetado a más personas para unirse al reto.
En la iniciativa también han participado los actores Daniel Diges y Sergio Mur; las actrices Carmen Ruiz, Marta Nieto, Nazareth Jiménez, Verónica Moral y Rocío Muñoz Cobo; la presentadora Laura Opazo; y el periodista y escritor Paco Tomás, entre otros.
El 'Waiting Challenge' pone de relevancia la implicación de la ciudadanía en la defensa de los derechos de las personas refugiadas y el "cansancio" de la población porque los gobiernos "no muestren solidaridad" con las personas que huyen de la guerra y necesitan ser acogidos, según sus responsables.
En este sentido, señalan que en 2015 los países europeos se comprometieron a acoger a 120.759 personas refugiadas antes del 26 de septiembre de 2017, y hasta la fecha el 74% sigue esperando su destino. En concreto, España se comprometió a acoger 17.337 refugiados y han llegado 1.304.