Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empresas-GE Healthcare presenta un sistema para que la paciente controle la compresión de la mama durante la mamografía

GE Healthcare ha desarrollado un nuevo sistema de mamografía donde la paciente puede controlar la compresión de la mama durante la prueba. "Esto ayuda a la paciente a minimizar el estrés que produce la mamografía, y hacer los exámenes de manera más fácil y rápida", ha afirmado el responsable de la Unidad de Radiología del Hospital PIO XII, el doctor Antonio Ramírez.
A diferencia de la mamografía tradicional, que presiona la mama de manera automática, esta nueva tecnología permite que las mujeres puedan ajustar de forma manual el grado de compresión al nivel que se sienta más cómoda.
Hasta ahora el 25 y 46 por ciento de las mujeres dejaban de asistir a las citas de mamografía por temor a que fuese una prueba dolorosa, según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos. Este nuevo sistema de tomosíntesis, que se acaba de instalar en el Hospital Pio XII de Madrid, se puede obtener una imagen nítida y detallada de la mama en 3D.
La ecografía automática de mama es una tecnología de ultrasonido que no emite radiación y está indicada para mamas densas. "En este tipo de mama, hasta un tercio de los tumores pueden pasar desapercibidos a la mamografía tradicional porque el tejido mamario puede enmascarar el nódulo sospechoso, al verse del mismo color que la imagen", ha declarado Ramírez.
"La ecografía automática aporta al radiólogo información que le puede permitir caracterizar los tumores, es decir, diagnosticar si es benigno o maligno", ha explicado Ramírez. Por ello combinar la mamografía por tomosíntesis en 3D y la ecografía automática permite ofrecer un diagnóstico fiable el mismo día.
Esto signficaría, según los estudios realizados por GE Healthcare, que dicha combinación aumenta la posibilidad de localizar cánceres invasivos de mamas densas hasta un 55 por ciento.
"Uno de los grandes retos que tenemos los radiólogos, además de la detención precoz, es reducir la incertidumbre en el diagnóstico del cáncer de mama, por ello hemos de enfrentar la situación desde una perspectiva integral, utilizando las técnicas que faciliten nuestro trabajo" ha declaro el doctor Antonio Ramírez.