Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía despide a su compañero fallecido en la estación de Embajadores

El Complejo Policial de Canillas, en Madrid, ha sido el lugar elegido para dar el último adiós a Francisco Javier Ortega, el agente de 28 años que falleció el viernes tras ser arrojado a las vías del tren en la estación de Embajadores por un hombre al que trataba de identificar. Por deseo expreso de la familia, el funeral se ha celebrado de forma íntima con familiares y compañeros. El Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, le ha impuesto, a título póstumo, la medalla al Mérito Policial. Ali Raba Yole, autor de los hechos, y que también cayó a la vía, sufrió un traumatismo por el que está ingresado en estado muy grave en un hospital de la capital. Acumula hasta nueve detenciones por delitos de resistencia a la autoridad, amenazas y robo con violencia.