Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Algunos vecinos aseguran que el Fraguel amenazó a otros chicos

Así pasó Juan Carlos, el asesino de El Salobral, sus últimas horas: Rodeado de trastos viejos y aparatos de gimnasia en la caseta familia que tanto frecuentaba. Los vecinos aseguran que otros menores habían sido amenazados por Juan Carlos, celoso de los compañeros de Almudena. Sus amigos en cambio le defienden. En el pueblo se sorprenden de que tuviera un arsenal de armas. Juan Carlos vivía en casa de sus padres con dos de sus hermanos. Uno de ellos vestía con túnicas y largas barbas y no suele salir de casa. El Fraguel también tenía largos periodos sin salir de casa. El gusto por lo gótico es lo que le unió a Almudena.