Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecologistas señala que España tendrá que dar explicaciones a Portugal por el ATI de Almaraz porque hay normativa europea

Ecologistas en Acción considera que España deberá dar explicaciones a Portugal sobre las posibles afecciones de construir un almacén temporal individualizado (ATI) que albergue los residuos nucleares de alta actividad de la central nuclear de Almaraz (Cáceres) porque hay normativa europea que así lo exige.
Este jueves, tras la reunión mantenida con la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, el ministro de Medio Ambiente de Portugal, Joao Matos, ha anunciado que Portugal pedirá a la Comisión Europea que se pronuncie sobre la construcción del ATI puesto que el Ejecutivo español no ha accedido a entregar un informe al país luso sobre los posibles impactos transfronterizos de la instalación.
"Portugal se va a dirigir a la Unión Europea contando este caso porque entre dos países que son vecinos, que son amigos, que tienen muchas cosas en común y seguirán teniéndolas, hay una entidad que es la responsable última sobre la directiva que se tiene que pronunciar sobre esto, que es la Comisión Europea", ha explicado.
Así, el portavoz del área nuclear de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón, ha denunciado que el Gobierno ha realizado el "proceso del ATI" de la central extremeña con una "absoluta falta de respeto" hacia el Portugal, algo que está aumentando las tensiones con el país vecino, pues no se le ha consultado ni informado de la cuestión del ATI.
"No esperábamos una actitud distinta por parte del Gobierno español porque tiene claramente un posicionamiento para ampliar la vida de las centrales nucleares de 40 a 60 años. El Gobierno está haciendo un favor a la industria nuclear", ha manifestado en declaraciones a Europa Press.
En este contexto, ha advertido de que un escape radiactivo en Almaraz puede llegar a Portugal y que el ATI estará situado muy cerca de una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y junto al río Tajo, por lo que podría llega a afectar hasta a la capital gala, donde desemboca. Por ello, ha insistido en que tanto Ecologistas como otros colectivos quieren que Almaraz se cierre cuando termine su permiso de explotación, en junio de 2020.
Hasta entonces, confía en que España estará obligada a informar a Portugal, ya que hay "suficiente batería legal" en la Unión Europea, como directivas ambientales y de información pública que instan a tener en cuenta la opinión de los países vecinos en lo que se refiere a instalaciones como el almacenamiento de residuos radiactivos. Por ello, ha lamentado que el Gobierno asegure que el ATI no le afecta al país vecino, cuando "sí afecta".
Asimismo, ha criticado que la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, que era "la anfitriona" de la reunión con su homólogo luso "no ha dicho nada" y tampoco ha explicado "nada" al "grupo de ciudadanos" que se ha concentrado a las puertas del Ministerio para reclamar que Almaraz se cierre cuando su permiso expire en junio de 2020.
A su juicio, lo que ocurra con Almaraz "es clave" porque sería "la primera" central nuclear en llegar a 40 años de vida útil en España --después de Garoña (Burgos)-- y será "el futuro del parque nuclear español", porque si se construye el ATI, la planta extremeña podrá seguir produciendo electricidad hasta los 60 años.