Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duro castigo de un padre a su hijo por hacer bullying a un compañero

Duro castigo de un padre a su hijo por hacer bullying a un compañeroFacebook

Timothy Robenhorst, el padre de Kayden, se enteró de que su hijo estaba haciendo bullying a un compañero del colegio y no dudó ni un segundo en imponerle un duro castigo: Le obligó a hacer trabajos de jardinería, sesiones de ejercicios a primera hora de la mañana y a aprender a pedir perdón.

Según ha publicado el Mail online, para las duras jornadas de entrenamiento físico, Kayden se levantaba de la cama a las 4:30 de la madrugada y tenía que hacer 50 flexiones de brazos sujetándose con los puños. Después de realizar los ejercicios el joven tenía que ir a correr con las frías temperaturas que hacen a la madrugada en Wisconsin.
Pero no todo se queda en unos cuantos ejercicios físicos, el niño ha tenido que hacer trabajos de jardinería en dos casas de su padre y ha tenido que pedir disculpas a su víctima del colegio delante de toda la clase.
Robenhorst, después del castigo de su hijo posó para una fotografía con un cartel explicando su castigo, y animó a la gente a compartir. A partir de su publicación ha sido compartido más de 1.000 veces.
Bajo el cartel, Robenhorst escribió: "Yo enseño a mis hijos que no se metan  en  peleas pero si alguien pone las manos sobre ellos tienen que acabar". El post términa diciendo "gracias por compartir esta publicación para acabar con este comportamiento en todas partes! nada cambia hasta que no se toma una postura!".