Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dormir con un smartphone altera el sueño

Dormir con un smartphone altera el sueñoFoto: Gtres

La gran mayoría de los que poseemos un smartphone no lo apagamos durante la noche, normalmente lo dejamos sobre la mesita de noche ya que lo usamos como despertador, ¿pero es sano dormir con un smartphone? Varios expertos afirman que puede influir negativamente en nuestro sueño.

Numerosos expertos afirman que dormir con un teléfono inteligente en la habitación puede influir negativamente en la calidad de nuestro sueño. La luz que emiten, la vibración con las notificaciones son algunos de los motivos que pueden influir, pero no todo es culpa de los smartphones, el modo en el que nos mantienen alerta estos dispositivos es otro de los motivos que señalan.
Existen estudios recientes que señalan que gran parte de la sociedad actual se encuentra sumida en círculo vicioso debido al uso inadecuado de estos dispositivos. Sin embargo, advierten que no todo se debe al mal uso que hacemos de nuestros teléfonos, sino que lo extienden a los ordenadores, las tablets o la televisión.
El cansancio o la fatiga que sentimos por las mañanas y que afecta a nuestro rendimiento está directamente vinculado a un mayor uso de estos dispositivos por la noche, antes de irnos a dormir.
Joaquín Durán, experto en sueño, en declaraciones a ‘BBC Mundo’ afirma que "todos los sistemas de mensajería, llamadas, luz, sonidos, alarmas, tienen que estar desactivados" ya que dormir con el teléfono podría mantenernos en un estado de alerta inconsciente, dejando a nuestro cerebro a la espera de un mensaje.
Un estudio publicado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts revelaba que existen evidencias de que las ondas emitidas por nuestros teléfonos inteligentes afectan a nuestro ciclo de sueño profundo, siendo de menor duración en las personas que han estado expuestas a estas ondas electromagnéticas.
Pero la culpa de todo esto no es de los dispositivos, no debemos culpar a la herramienta sino al uso que hacemos de ella. "Antes de dormir no recomendamos el uso del smartphone, pero tampoco de la televisión, la radio, o computadoras, que son activadores del cerebro y eso dificulta la conciliación del sueño".