Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Donar heces? Hasta 35 euros la muestra

Donante de hecescuatro.com

El primer banco de heces ha nacido en Massachusetts, Estados Unidos. OpenBiome se dedica a vender muestras de heces congeladas para ser usadas como trasplantes fecales para combatir la bacteria 'Clostridium difficile'. Aunque ser donante no es fácil, pueden llegar a cobrar hasta 35 euros por la muestra.

Los trasplantes fecales se están utilizando únicamente para infecciones con ‘Clostridium difficile'. La donación se mantiene en un congelador a 80 grados bajo cero para ser enviada a los hospitales, quienes mantienen las muestras por un periodo de hasta seis meses.
La empresa paga alrededor de 36 euros por cada donación. Si además se entregan muestras por cinco días seguidos, el colaborador recibirá un ‘plus’ de nueve euros. Asimismo, una persona que participe en este proyecto puede llegar a recibir hasta 230 euros a la semana.
Aparte de exigir que los donantes sean sanos y con hábitos saludables, los candidatos deben pasar un estricto control basado en 27 pruebas de sangre y materias fecales. De los miles solicitantes que se presentan, solo un 4% han sido aceptados en los últimos dos años.
"Es más difícil convertirse en un donante que entrar al Instituto Tecnológico de Massachusetts", ha señalado Mark Smith, fundador y presidente de OpenBiome en la información que recoge la BBC.
Los investigadores de esta empresa han definido el perfil de sus donantes como jóvenes, de unos 26 años de media, estudiantes y profesionales con alto nivel educativo.
Los donantes no pueden ser obesos
La gastroenteróloga del Hospital Miriam en Providence, Rhode Island, Colleen Kelly, ha dejado de realizar trasplantes fecales de donantes con obesidad. El motivo ha surgido tras un caso en el que la paciente aumentó considerablemente de peso después de recibir una donación de una persona obesa. Aunque no se ha comprobado las razones de esta situación, los expertos han apuntado a una consecuencia causada por los antibióticos que perjudican a la flora saludable.