Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a un hombre que mantenía amordazada a su pareja en Fuerteventura

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven, de 23 años de edad, que mantenía encerrada y amordazada a su pareja, de 19 años de edad y natural de Gijón, en una vivienda de Puerto del Rosario, en la isla de Fuerteventura. Antes de ser arrestado el presunto agresor se encerró en su vivienda e intentó cortarse las venas.

Los hechos se remontan al 4 de diciembre, cuando la Sala Operativa del 091 recibió una llamada telefónica alertando de que una mujer estaba pidiendo auxilio de forma reiterada en el interior de una vivienda, según informó el Cuerpo Nacional de Policía en nota de prensa.
Posteriormente, una vez en el lugar, los agentes confirman que en uno de los pisos aledaños se escuchaban golpes, sollozos, así como gritos repetidos de "no" y demás sonidos inaudibles, al parecer de una mujer.
Así, tras estas escuchas, los agentes requirieron en varias ocasiones a los moradores de la vivienda, que abrieran la puerta, haciendo "caso omiso", si bien ante la insistencia de los actuantes la puerta se abre en un momento determinado y aparece una joven que mostraba "signos evidentes" de violencia, golpes en el rostro, semidesnuda, así como presentando señales de ataduras por todo el cuerpo (muñecas, tobillos, cuello).
Posteriormente, la joven manifiesta primeramente que estaba realizando un juego sexual, debido a que su pareja estaba amenazándola detrás de la puerta sujeta por uno de los extremos de la cuerda, y seguidamente, tras conseguir zafarse de parte de las ligaduras, que tiraba de ella hacia el interior del domicilio, se abalanza sobre los agentes indicando que ha sido secuestrada y que su pareja la quiere matar.
Tras estas declaraciones, fue asistida en el lugar por personal medicalizado, presentando "signos evidentes" de asfixia y diversas erosiones y contusiones.
Intentó quitarse la vida
Por su parte, el presunto agresor aprovecha la situación para encerrarse en el domicilio y debido a que los funcionarios, a través de una de las ventanas de la cocina observan abundante sangre, derriban la puerta, evitando así que el hombre se suicide, ya que este se había infligido profundos cortes en ambas muñecas.
A la entrada del los agentes y para ser rápidamente atendido de sus lesiones, se le inmovilizó, arrebatándole un cuchillo de grandes dimensiones con el que intentaba atacar a los agentes. A consecuencia de la esta intervención, se detuvo al autor del delito, que quedó ingresado por prescripción médica en la unidad de Psiquiatría del Hospital General de Fuerteventura, quedando allí a disposición judicial.
Posteriormente la Autoridad Judicial decretó su ingreso en prisión. Al presunto agresor le constan varias denuncias por malos tratos en el ámbito familiar, así como una Orden de Protección en vigor sobre la víctima.