Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas tres personas que entraron en una casa a robar y también sus víctimas porque traficaban con droga

Agentes de la Policía Nacional han detenido en València a tres personas, una mujer y dos hombres de entre 18 y 26 años, como presuntas autoras de un intento de robo con violencia tras irrumpir en un domicilio del distrito de Marítim e intimidar con una pistola a sus propietarios, una mujer y un hombre que también resultaron detenidos al comprobarse que vendían sustancias estupefacientes en la vivienda.
Los policías realizaron un registro domiciliario donde intervinieron cuatro envoltorios de heroína y cocaína, una báscula de precisión, 10 teléfonos móviles y una tablet, diversa herramienta, dos agendas, varias joyas y 735 euros, según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.
Las investigaciones se iniciaron a principios de febrero al tener conocimiento los agentes de que en un domicilio del distrito de Marítim se había producido un robo con violencia e intimidación, en grado de tentativa, con los moradores dentro.
Durante las investigaciones, los policías averiguaron que tres hombres y una mujer habían irrumpido en el domicilio y uno de ellos había intimidado con una pistola a sus moradores. Tras un forcejeo con uno de ellos, los sospechosos se dieron a la fuga.
Los agentes pudieron averiguar la identidad de las personas que irrumpieron en el domicilio, así como la de otras que realizaron funciones de vigilancia en el exterior, que tras ser localizadas fueron detenidas como presuntas autoras de un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa.
Además, averiguaron que las víctimas presuntamente se dedicaban a la venta de sustancias estupefacientes en su domicilio y que uno de los que había irrumpido era un cliente que quería apoderarse de las drogas y dinero.
Como consecuencia de las investigaciones, los policías también detuvieron a las víctimas como presuntas autoras de un delito de tráfico de drogas. Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.