Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer es detenida por amenazar a un vecino y a toda su familia en Estepona

Un mujer ha sido detenida en Estepona después de haber realizado insultos discriminatorios, amenazas y vejaciones hacia un vecino africano, su mujer e hijos. La mujer de tan sólo 44 años habría golpeado reiteradamente e insistentementa la puerta del afectado, luego huía por el pasillo y le insultaba desde dentro de su domicilio.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en el municipio malagueño de Estepona a una mujer de 44 años y nacionalidad española como presunta responsable de un delito de odio tras amenazar, insultar y vejar a un vecino de su edificio y a su familia por su origen africano.
La investigación policial se inició a primeros de octubre, a raíz de la denuncia de un hombre, residente en Estepona, que manifestaba ante la Policía Nacional que su vecina, a la que había denunciado en tres ocasiones anteriores en 2014 y 2015, le insultaba y le vejaba debido a su origen africano.
En concreto, en el último episodio la vecina habría golpeado reiterada e insistentemente la puerta de su vivienda y al abrir vio como ella huía por el pasillo y se metía en su casa. Una vez dentro cerró la puerta y seguidamente comenzó a proferir insultos y amenazas contra él, según han informado desde la Policía Nacional a través de un comunicado.
También, al parecer, el denunciante manifestó que esta vecina había extendido los insultos discriminatorios, amenazas y vejaciones hacia su mujer e hijos, ya que, supuestamente, en más de una ocasión había rociado su domicilio con insecticida y, en otras ocasiones, llegó a pulverizar con insecticida a uno de sus hijos menores.
Según las investigaciones la presunta agresora amenazó y vejó de forma continuada al denunciante y a su familia durante casi dos años, a los que, al parecer,acosaba con gritos racistas y amenazas, motivo por el que ha sido detenida como presunta responsable de un delito de odio.