Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Destapan una trama dedicada a falsificar expedientes en los trámites de transferencias de vehículos

Hasta la fecha se han detectado un total de 77 expedientes manipulados
Agentes de la Guardia Civil de Tráfico han descubierto una gestoría y dos asesorías a través de las que se cometían delitos de falsedad documental, de apropiación indebida y de coacciones en trámites relativos a transferencias de vehículos, ha informado la Comandancia de Madrid en un comunicado.
Las investigaciones se iniciaron a raíz de dos denuncias, una de un perjudicado y otra del Colegio de Gestores Administrativos de Madrid manifestando ambos una posible manipulación y falsificación en varios expedientes relativos al trámite de transferencia de vehículos por parte de una gestoría situada en San Martín de Valdeiglesias.
El Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (GIAT) se hizo cargo de la investigación, apuntando las primeras gestiones a una serie de irregularidades cometidas por dos asesorías situadas en Móstoles y Madrid y de una gestoría ubicada en San Martín de Valdeiglesias que seguían siempre el mismo patrón delictivo.
El primer trámite se producía en las asesorías cuando comprador y vendedor acudían a sus dependencias para firmar un contrato de compraventa de vehículo entre particulares totalmente legal, lo que conllevaba un pago de tasas en concepto de transferencia de vehículos.
A continuación, como las asesorías no tienen competencia para operar con los datos relativos a las Jefaturas Provinciales de Tráfico, procedían a pasar el expediente a la gestoría situada en San Martín de Valdeiglesias, que sí tiene capacidad para gestionar este tipo de transferencias con tráfico, y falsificaban el expediente poniendo como intermediario a un compraventa, que era uno de los responsables de las asesorías puesto que se dedicaba a su vez a la venta de vehículos.
Con este trámite lo que pretendían era colocar un intermediario en la operación que era un compraventa, consiguiendo con este paso la evasión de la tasa de transmisión de vehículo. Ya que la ley establece la exención del pago en este tipo de operaciones cuando exista un intermediario compraventa en el procedimiento.
Durante la investigación, los agentes han podido constatar que han podido falsificar un total de 77 expedientes de transferencia de vehículos en un año, y además han descubierto que falsificaban los datos de la factura, poniendo precios de venta muy por debajo del valor real para reducir al máximo los impuestos fiscales. Normalmente las operaciones que tramitaban no superaban los 900 euros, habiéndose producido ventas reales de hasta 15.000 euros.
Realizado un cálculo aproximado de todos los vehículos objeto de transferencia que estaban obligados al pago del Modelo 620 (4% del valor real de venta) se ha llegado a la conclusión de que los encartados deberían haber ingresado en las arcas del estado casi 15.000 euros entre los 77 expedientes que se han detectado con irregularidades.
Los investigados se encontraban perfectamente estructurados y mientras las dos asesorías se encargaban de la captación de clientes y de la recogida de documentación, en la gestoría se falsificaban los datos de los contratos y se cargaba en la plataforma del colegio de gestores donde ésta garantizaba a la Jefatura Provincial de Tráfico, que los trámites se habían realizado conforme a los trámites y a la legalidad. Por su parte, el Colegio de Gestores Administrativos de Madrid, gracias a cuya denuncia fue posible iniciar la investigación, ha sancionado y expulsado a la colegiada.
Por todo ello, la Guardia Civil ha detenido a tres personas que son los responsables de las dos asesorías y de la gestoría por delitos de apropiación indebida y falsedad documental y se ha investigado a una persona, que ejercía funciones de abogacía dentro de la gestoría por delitos de coacciones.