Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una banda de presos que aprovecharon los permisos para robar en 27 bares de Granada

La Guardia Civil ha culminado la operación Encu con la que ha desarticulado una supuesta banda criminal de presos que aprovechaban los permisos penitenciarios para robar en establecimientos de hostelería de la provincia de Granada, un total de 27 entre los pasados meses de febrero y mayo.
Esta banda estaba integrada por cinco individuos que aprovechaban los permisos penitenciarios de fin de semana para robar, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa. Tres de ellos eran los que se encargaban supuestamente de perpetrar los robos, mientras que los otros dos les prestaban cobertura antes y después de los robos.
Los supuestos ladrones, detenidos en Granada y el municipio metropolitano de Santa Fe, eran tres individuos de entre 33 y 46 años, con numerosos antecedentes policiales. Los otros dos integrantes de esta banda han sido investigados en la localidad de Fuente Vaqueros.
Aprovechando sus permisos penitenciarios de fin de semana, los detenidos robaban un coche y durante las noches del sábado y del domingo recorrían los municipios del área metropolitana granadina, de la Alpujarra y de la comarca de Loja. Escogían un bar, forzaban la entrada y sustraían las cajas registradoras y los cajetines de las máquinas tragaperras.
Para perpetrar el robo utilizaban cizallas, una palanqueta de gran tamaño con la que forzaban las persianas y las puertas de acceso a los establecimientos, y un hacha con la que rompían las máquinas tragaperras, huyendo rápidamente.
Las dos primeras detenciones se produjeron el 29 de mayo en Santa Fe, ha detallado el Instituto Armado que había intensificado la vigilancia en los bares de los polígonos industriales por ser los que más asaltos habían sufrido. Esa noche, en el polígono La Rosa de Chauchina (Granada), una patrulla de paisano de la Guardia Civil de Pinos Puente sorprendió a los detenidos intentando forzar la persiana de un bar.
Al ver a la Guardia Civil, subieron rápidamente al coche que horas antes habían robado y colisionaron lateralmente contra el vehículo de los agentes, consiguiendo de esta manera huir.
A la mañana siguiente la Guardia Civil desplegó un dispositivo en Santa Fe, en torno al domicilio de uno de los sospechosos, y realizó un registro domiciliario, descubriendo dentro las ropas y las herramientas utilizadas en los robos, e interviniendo dinero, una televisión sustraída, teléfonos móviles, así como unos grilletes, una cartera con una placa falsa del Cuerpo Nacional de Policía y un espray de defensa personal.
Posteriormente se realizó un segundo registro en un piso de Granada y se recuperaron dos vehículos robados, uno en Santa Fe y otro en Las Gabias. Durante los días siguientes se realizó la última detención y las investigaciones de los dos restantes.
Los detenidos han sido puestos a disposición judicial por supuestos delitos de pertenencia a grupo criminal, robos con fuerza en las cosas, daños, hurtos de uso a vehículo a motor, atentado a agentes de la autoridad y conducción temeraria.
En esta operación han participado la Guardia Civil de Pinos Puente, de Santa Fe y de Fuente Vaqueros, y los equipos de investigación de los puestos de Atarfe y de Maracena.