Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una banda de criminales que asaltaba viviendas en Alicante con moradores en su interior

La Policía Nacional ha detenido a los siete integrantes de una banda organizada que asaltaba viviendas con los moradores en su interior a quienes amenazaban con un arma blanca, según ha informado la Comandancia en un comunicado.
Hasta el momento los investigadores han conseguido vincular a la banda en ocho asaltos cometidos en la provincia de Alicante. Cinco en la localidad de Benidorm, uno en Denia, uno en Jávea y un último en Alicante capital.
Los presuntos delincuentes no tenían un modus operandi establecido, accedían a las viviendas mediante el método del resbalón o bien fracturando puertas o ventanas, sin importarles que las viviendas estuvieran ocupadas en el momento de robo.
Los detenidos si eran descubiertos arremetían contras las víctimas con la herramienta que usaban para perpetrar los robos contra sus víctimas y les amenazaban con hacer uso de ellas si no le entregaban todos los objetos de valor del interior de la vivienda.
Es más, en uno de sus robos, cuando fueron sorprendidos por la víctima en el interior su domicilio, uno de los integrantes de la banda se abalanzó sobre ella intentando pincharle con un destornillador hasta en tres ocasiones.
DETENCIONES
La desarticulación de la banda y el arresto de sus miembros se llevó a cabo por parte de las Brigadas de Policía Judicial de las Comisarías de Alicante y Benidorm, quienes a raíz de una laboriosa investigación que comenzó el pasado mes de febrero tras el primer robo, concretaron la identidad de todos los miembros del entramado, así como sus domicilios y establecimientos que regentaban, dos locutorios de la ciudad de Alicante.
El pasado 11 mayo fue cuando se montó el dispositivo que culminó con la detención de los siete asaltantes de manera simultánea en diferentes emplazamientos de la ciudad de Alicante.
En los registros, tres domicilios y dos establecimientos, se intervino una gran cantidad objetos procedentes de hechos delictivos, relojes de alta gama, móviles de última generación y numerosas joyas, formaban parte del botín que escondían los detenidos.
A los arrestados, todos ellos de nacionalidad argelina y con edades comprendidas entre los 37 y 57 años de edad, se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, robos con fuerza en las cosas, robos con violencia e intimidación y receptación.