Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncian a una profesora por agresiones a dos niños de 3 años

Dos madres de Yuncler (Toledo) han denunciado a la profesora de sus hijos de tres años que imparte clases de primaria en el colegio público infantil 'Remigio Laín' por presuntas agresiones -"les zarandeaba, agarraba del pelo y daba bofetadas"- y han exigido que retiren del centro educativo a la docente y que no vuelva a ejercer más en la enseñanza.

Janet Lobatón, madre de un niño de tres años, ha relatado que las supuestas agresiones hacia su hijo habrían comenzado tras las vacaciones de Navidad cuando notó que su hijo salía del centro educativo "con los ojos hinchados, llorosos", incluso había días que llegaba habiéndose "orinado encima y, al preguntarle por qué, su pequeño le relataba que la maestra "se enfadaba".
El comportamiento de su hijo en casa cambió por completo desde entonces. "En casa venía y tiraba los juguetes, empezaba a gritar. Un día nos dijo tonto, y nosotros nunca le habíamos dicho eso, cosas que no hacemos en casa. Siempre en la fila de entrada del colegio me miraba con los ojos llorosos", ha rememorado.
Tras hablar en varias ocasiones con la maestra y la dirección del colegio y ante la negativa de estos a cambiar de clase a su hijo o apartar a la profesora, Janet decidió no llevar más a clase a su hijo hasta que cambiara la situación y optó por denunciar los hechos ante la Guardia Civil, apoyada por el testimonio de la orientadora del centro educativo, que ya había presenciado cómo la docente "zarandeaba a los niños y les daba bofetadas" desde hace tiempo pero nunca había denunciado estas presuntas agresiones.
Janet ha reconocido que ahora se siente "más tranquila" porque han cambiado a su hijo de profesora, si bien ha exigido que se haga "justicia" porque no es "sólo" con su hijo con quien han ocurrido estas agresiones y ha pedido que se retire de la enseñanza a esta docente. A raíz de que ella hiciera la denuncia han ido apareciendo "más casos de niños" que cuentan a sus madres que esta docente "les hacía daño o que les había pegado".
Es el caso de otra madre de un niño que acude también a este centro educativo de Yúncler, Rosa López, quien también ha denunciado que su hijo habría recibido "bofetones" por parte de la misma docente y ha exigido "que no vuelva a ejercer como profesora". López ha relatado que su hijo desde hace tiempo "en casa está muy rabioso" y que ha tenido días que le ha sido muy difícil dejarle en el centro educativo porque su hijo se queda llorando y diciendo que su "profesora le pega".
"Esto es muy complicado. Ella lo niega todo, que no ha tocado a mi hijo, pero mi hijo ha salido con la cara marcada. Yo no me quedo tranquila cuando le dejo porque no sé cómo puede estar", se ha lamentado.
Otra madre, Carolina Fernández, que tiene una hija que durante el año pasado fue alumna de la presunta agresora, ha reconocido que su hija el año pasado también le contó en varias ocasiones que le "tiraba de los pelos, le cogía del hombro" y no quería asistir a clase por ello.
Tras las quejas de varias madres, además de las dos denunciantes, hacia esta profesora por estas presuntas agresiones en la Asociación de Padres y Madres de Alumnos (AMPA) del centro, los servicios de Inspección de Educación de Castilla La Mancha se han personado en el colegio 'Remigio Laín' para estudiar el caso.
Por su parte, el inspector que acudió el pasado viernes se negó a hacer declaraciones cuestionado por estos hechos y el director del colegio Remigio Laín, Antonio Palomo, a su salida de la reunión con inspección, afirmó que estos hechos "no son plato de buen gusto" y que el asunto "está en manos de la Administración, que es la que tiene que resolverlo".
Por último, desde la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, se han remitido a las pasadas declaraciones del consejero, Marcial Marín, quien pidió prudencia y respeto por este caso y señaló que su departamento ya ha puesto en marcha el protocolo de actuación pertinente para tratar de solucionar este asunto cuanto antes.