Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Delegación del Gobierno desactiva la UME en la provincia de Albacete pero mantiene la fase de preemergencia

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, a instancias de la Subdelegación del Gobierno en Albacete, ha desactivado la fase de emergencia que activó este jueves 19 de enero, en la provincia de Albacete en base a las inclemencias del tiempo y a las condiciones climatológicas adversas.
Asimismo, se ha procedido a desactivar la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la provincia, donde se mantiene desplegada desde la madrugada del viernes para asistir a los afectados por las nevadas.
No obstante, se mantiene activa la fase de preemergencia en la provincia que contempla medidas preventivas como la circulación con cadenas, prohibición de la circulación o restricción para vehículos pesados en la Red de Carreteras del Estado, atendiendo a los informes de la Dirección General de Tráfico (DGT) y los boletines de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Esta fase se activa y permanecerá vigente mientras la intensidad de la nevada haga prever dificultades para la circulación o la nieve caída en la calzada, el hielo o cualquier otra circunstancia dificulte la circulación en algún tramo de la Red de Carreteras del Estado.
La fase de preemergencia supone la coordinación y transmisión de información sobre el estado de las carreteras a la Administración del Estado, la Administración de la Junta y Local, así como la adopción de las medidas necesarias y preventivas (circulación con cadenas, prohibición de la circulación o restricción para vehículos pesados de la Red de Carreteras del Estado), todas ellas establecidas en el Comité del Plan de Vialidad Invernal que abarca a Protección Civil y Emergencias, Guardia Civil, la Dirección General de Tráfico y la Demarcación de Carreteras.
Esta fase de preemergencia supone el establecimiento de controles de la Guardia Civil en los puntos preestablecidos, el incremento de las medidas restrictivas de circulación y el despliegue y movilización, en su caso, de las máquinas quitanieves y de cualquier otro material previsto para este fin para actuar en los tramos afectados de la Red de Carreteras del Estado en la provincia.
Con carácter general, Protección Civil y Emergencias recomienda a los ciudadanos que se protejan y extremen las precauciones ante los riesgos derivados de temperaturas extremas por frío, con especial atención a los colectivos más vulnerables. Aconseja estar informado a través de los medios de comunicación y seguir las recomendaciones.