Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Daniel Pérez Berlanga pensaba estrellar su coche contra el Congreso

Daniel Pérez Berlanga salía esposado y sereno, tras dos horas de registro policial en su vivienda de Bronchales, un pequeño pueblo de la sierra de Albarracín, que ayer se despertaba con la noticia de que uno de sus vecinos, conocido por algunos como “el loco del pueblo”, había intentado atentar contra la sede del Partido popular de Madrid. Las pruebas recogidas por los agentes ayudarán a despejar algunos interrogantes sobre el maquiavélico plan. Según publica hoy el diario ‘El Pais’, Daniel había pasado la noche de copas en su pueblo natal y hacia la una de la madrugada cargó el coche con más de 5 kilos de nitrato de amonio y algo de combustible adosado a estas dos bombonas de butano y emprendió marcha hacia Madrid. Su objetivo inicial, según el diario, era el Congreso de los Diputados, pero su limitado conocimiento de la capital, le llevó primero a la sede popular y fue allí donde a las 7 de la mañana, empotró este vehículo cargado con un explosivo fabricado por el mismo. Casero pero potente porque de haber estallado, podría haber causado importantes daños materiales en otros edificios y en la misma sede del PP que hoy intentaba retomar la normalidad, aunque todavía pueden verse parte de los destrozos. Daniel se encuentra detenido en Madrid y pasara a disposición judicial en las próximas horas.