Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Daclizumab (Biogen y AbbVie) es eficaz y seguro a largo plazo en esclerosis múltiple

Daclizumab, de Biogen y AbbVie, es eficaz y seguro a largo plazo en esclerosis múltiple, según los resultados de los estudio de fase III 'DECIDE' y 'EXTEND', presentados en el 32º Congreso Internacional de Esclerosis Múltiple 'ECTRIMS 2016', que estos días se celebra en Londres.
Previamente, daclizumab ya había demostrado mejores resultados en la consecución del objetivo 'no evidencia de actividad de la enfermedad' (NEDA, por sus siglas en inglés) a las 96 semanas frente a interferón beta-1a intramuscular.
"Daclizumab subcutáneo una vez al mes es una nueva opción terapéutica para las personas que conviven con la forma recidivante de la enfermedad, incluso para los pacientes que no han respondido favorablemente a un tratamiento previo. El efecto de daclizumab en el objetivo NEDA fue evaluado tanto en los primeros 6 meses de tratamiento como en los 18 meses posteriores para tener en cuenta el potencial impacto de la actividad de la enfermedad preexistente, mostrando mejores resultados frente al interferón beta-1a intramuscular y se hace más patente en este último intervalo de tiempo", ha comentado el director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEM-CAT), Xavier Montalban.
En este sentido, datos procedentes de un nuevo análisis 'post-hoc' del estudio de fase III 'DECIDE' mostraron que un mayor número de pacientes con esclerosis múltiple recidivante (EMR) tratados con daclizumab alcanzaron NEDA en comparación con interferón beta-1a intramuscular en cada intervalo de tiempo a lo largo de las 96 semanas.
El trabajo muestra así un mayor porcentaje a favor de daclizumab en comparación con interferón beta-1a intramuscular en el objetivo NEDA durante los primeros 6 meses del tratamiento. Este efecto positivo se aprecia más claramente durante los 18 meses posteriores cuando el tratamiento alcanza su eficacia completa y su efecto está menos influido por la actividad de la enfermedad preexistente.
La diferencia entre ambos tratamientos fue, por tanto, más clara entre las semanas 24 y 96 ya que, en las primeras 24 semanas de tratamiento, un 41,5 por ciento de los pacientes tratados con daclizumab alcanzó el objetivo NEDA frente a un 32,6 por ciento de los pacientes candidatos a interferón beta-1a intramuscular. Asimismo, entre las semanas 24 -96, un 44,7 por ciento de los pacientes tratados con daclizumab alcanzó el objetivo NEDA frente al 22,4 por ciento de los pacientes con interferón beta-1a intramuscular.
Esta conclusión confirma el impacto positivo que daclizumab tiene en este objetivo específico, ya que se trata de un marcador importante para determinar la eficacia del tratamiento, algo que repercute de forma directa en la evolución de la enfermedad y está basado en la ausencia de brotes, la no progresión de discapacidad confirmada a las 12 semanas y la no aparición de lesiones de gadolinio y de lesiones en T2 nuevas o aumentadas.
"Tras los datos obtenidos en estos estudios y presentados en este congreso, Biogen demuestra una vez más el compromiso con la investigación, con la comunidad científica y con los pacientes a los que esperamos poder ofrecer una nueva alternativa de tratamiento", ha zanjado la directora del departamento de Medical Affairs de Biogen España, Marta Valente.