Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT activa un dispositivo especial con motivo del Gran Premio de Motociclismo de Jerez

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá un dispositivo especial de vigilancia y asistencia a los motoristas con motivo de la celebración del Gran Premio de España de Motociclismo en el Circuito de Jerez durante este viernes, sábado y domingo. Las medidas especiales de vigilancia estarán activas desde ayer jueves, en previsión de los desplazamientos para asistir a los entrenamientos previos y continuarán durante todo el fin de semana.
En el dispositivo especial participan 300 personas: 186 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y de ellos 96 en el mismo circuito, más de 50 funcionarios de la DGT, que atienden servicios del Centro de Gestión, de helicópteros y otras misiones. Además de 85 técnicos de mantenimiento y operarios.
Durante los cuatro días, se intensificará la vigilancia desde el aire en las rutas más transitadas por los aficionados que se desplacen a Jerez para evitar conductas de riesgo.
Asimismo, se establecerán puntos especiales de vigilancia de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Andalucía, Ciudad Real y Badajoz para evitar conductas de riesgo, con especial atención a la utilización de casco y cinturón de seguridad, excesos de velocidad, conducción bajo la influencia de alcohol o drogas y la realización de adelantamientos antirreglamentarios, conducción temeraria o negligente, en la que participan unos 450 agentes de la Agrupación.
En la zona de influencia de la celebración del circuito, la unidad de helicópteros de la DGT realizará tareas de vigilancia y regulación de la circulación desde el aire, incluyendo vuelos de vigilancia nocturnos; así como denuncia de todo tipo de infracciones, incluida velocidad, mediante grabación de imágenes.
La velocidad máxima a la que se puede circular también será vigilada de forma automatizada por los radares fijos y de tramo instalados en carretera. También se incrementarán los controles de alcohol y drogas en las inmediaciones del circuito para disuadir el consumo y la conducción.
El Centro de Gestión de Tráfico del Suroeste y la Jefatura Provincial de Tráfico de Cádiz han establecido un plan de medidas especiales para la regulación de la circulación en las vías de acceso y salida del circuito, al objeto de facilitar en lo posible la fluidez y seguridad del tráfico en la zona.
Gregorio Serrano, director general de Tráfico ha señalado que "desde la DGT se trabaja para que los aficionados viajen, disfruten del Gran Premio y vuelvan seguros a casa".