Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crean un colchón para bebés que reduce en un 99% las infecciones de piel atópica y cambia de color con la fiebre

El Instituto Europeo de Calidad del Sueño (ESCI) ha creado, tras seis años de investigación, un colchón para bebés que reduce en un 99 por ciento las infecciones de piel atópica y cambia de color cuando el niño tiene fiebre.
El proyecto ha ido avanzando por fases y la última de ellas ha dado con un tratamiento aplicado a la funda del colchón, denominado 'Dermawell', que hace frente a un problema cada vez más recurrente en los bebés, la piel atópica. Gracias a esto, se inhibe en un 99 por ciento la bacteria estafilococo aureus, responsable de infectar las erupciones en las pieles de los bebés.
'Dermawell' se ha incorporado a la funda de todos los colchones 'BabyKeeper', entre ellos el 'BabyKeeper Therm', que cuenta con un tejido termoactivo, también desarrollado por ESCI, que cambia de color cuando detecta fiebre en el bebé, una de las situaciones críticas asociadas al sueño. Además, el núcleo 'ERMA' está fabricado con una estructura reticulada de alta transpirabilidad que reduce varios factores exógenos que pueden desembocar en la muerte súbita del lactante.
Este colchón reduce en un 72 por ciento el riesgo de muerte súbita por reinhalación de CO2, disminuye en un 48 por ciento el riesgo por exceso de calor y en un 60 por ciento por problemas de ergonomía. Asimismo, es el único para bebés que ha conseguido el marcado CE y ha sido calificado como producto sanitario.