Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo Escolar del Estado debate mañana su informe que tacha de "anómalo" titular en ESO con menos de un cinco

El Consejo Escolar del Estado debate este martes 25 de abril el proyecto de real decreto que regula las condiciones para la obtención de los títulos de graduado en ESO y Bachillerato y establece que el primero de ellos puede lograrse sin aprobar la etapa, es decir, con menos de un cinco de nota media, y permite pasar con hasta dos suspensos a Bachillerato.
En concreto, los representantes de la comunidad educativa, que forman parte de este órgano consultivo, discutirán un informe preliminar que califica de "circunstancia anómala" que se pueda alcanzar el título de la ESO pese a no llegar al aprobado de media. En este sentido, propone "reflexionar sobre este extremo y sobre la manera de superar el referido problema".
La norma del Ministerio de Educación contempla que se puede pasar de ESO a Bachillerato con un máximo de dos asignaturas suspensas, prácticamente como ocurría hasta ahora, siempre que estas no sean de forma simultánea Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura. Sobre este punto, el informe que discutirán mañana los consejeros de este órgano, apunta que estas circunstancias generan un "tratamiento desigual" entre el alumnado.
Así, argumenta que "podría ser considerado como un agravio comparativo y como una dificultad añadida" para la obtención del título de graduado en ESO cuando existieran calificaciones negativas de estas dos asignaturas. "Se sugiere reflexionar sobre esta problemática y sobre las posibles soluciones que cabe adoptar al respecto", añade el texto.
Este proyecto de real decreto, con fecha del 29 de mazo, modifica otro anterior del 16 de marzo, que señalaba que para la obtención del título era necesaria "una calificación final de la etapa igual o superior a cinco puntos y una evaluación, bien positiva en todas las materias, bien negativa en un máximo de dos, siempre que estas no sean simultáneamente Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas".
La última versión del proyecto normativo, que el Ministerio de Educación colgó el pasado lunes 17 de abril en su web para su participación pública, no hace referencia a la nota media de la ESO y señala únicamente que "los alumnos que hayan obtenido una evaluación, bien positiva en todas las materias, o bien negativa en un máximo de dos, siempre que estas no sean Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas, obtendrán el título de graduado en ESO".
Fuentes del Ministerio de Educación explicaron a Europa Press que el último texto es el que se sometió a debate en la Conferencia Sectorial de Educación del pasado 30 de marzo y fue aprobado por unanimidad por las comunidades autónomas.
Las mismas fuentes señalaron que con esta norma el departamento de Méndez de Vigo cumple con el acuerdo de investidura de eliminar el carácter obligatorio de las 'reválidas' y sus efectos académicos hasta alcanzar el Pacto Social y Político por la Educación.
Tras su paso este martes por el Consejo Escolar del Estado, que puede aprobar o no su informe de la ponencia, el proyecto deberá contar con el dictamen del Consejo de Estado antes de ser aprobado por el Consejo de Ministros.