Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso quiere un protocolo de actuación para detección, denuncia y protección de menores en caso de abuso sexual

La Comisión para los Derechos de la Infancia y la Adolescencia ha apoyado por unanimidad una proposición no de ley del PSOE por la que insta al Gobierno a elaborar un protocolo de actuación conjunta en el proceso de detección, denuncia, protección y rehabilitación de las víctimas de abusos sexual a niños y niñas y adolescentes.
La iniciativa propone, para la elaboración de este protocolo, crear una mesa de diálogo en la que participen, padres y madres, tutores, personas cuidadoras, profesorado, trabajadores sociales, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Servicios de Salud Pública, Abogacía, Fiscalía, Judicatura, equipos psicosociales, organizaciones de defensa de la infancia y partidos políticos.
Del mismo modo, los socialistas llaman a realizar una campaña preventiva y continuada en el tiempo, allí donde están las potenciales
víctimas, es decir, en colegios, institutos, universidades, actividades extracurriculares, centros de acogimiento residencial y centros de protección específicos de menores con problemas de conducta, para que los menores puedan ser capaces de reconocer el abuso sexual, informarles de los recursos de apoyo a su alcance y entre ellos del Teléfono de Atención al Menor.
FORMACIÓN Y REPARACIÓN PARA
Además, se llama al Ejecutivo a proveer los recursos y medios adecuados para que todos los profesionales de educación, sanidad o servicios sociales implicados directamente en la atención a menores en diferentes ámbitos de la administración, dispongan de manera protocolizada de la formación necesaria para la detección precoz y atención a menores potenciales víctimas de abusos sexuales.
Finalmente, pide establecer protocolos de reparación del daño a las personas adultas que han sido víctimas de abusos sexuales en la infancia e incluir el abuso sexual como una cuestión prioritaria en una futura Ley integral sobre la violencia ejercida contra la infancia.