Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rechaza por "dispersa" una batería de medidas de Podemos para mejorar la política de asilo en España

El Pleno del Congreso ha rechazado este martes una moción de Unidos Podemos en la que se instaba al Gobierno a poner en marcha una batería de medidas para paliar "la grave crisis de refugiados" actual y entre las que destacan la aprobación definitiva del reglamento de la Ley de Asilo, en espera desde hace 7 años, el reasentamiento inmediato de los 17.000 refugiados con los que se ha comprometido España o la eliminación de las devoluciones en caliente en las vallas de Ceuta y Melilla.
El documento final, una enmienda pactada con los nacionalistas catalanes, ha recibido el voto en contra del PP y la abstención de PSOE, Ciudadanos y PNV. Las cuatro formaciones han criticado la forma en que estaba redactado el documento, que al que se han referido como un "mix" de información "poco documentada" y "dispersa".
El diputado de IU Miguel Bustamante ha explicado que las medidas para paliar esta "grave crisis de refugiados internacional" es fruto de las aportaciones de asociaciones, ONGs, una proposición no de ley de Unidos Podemos durante la legislatura anterior, aportaciones de otros partidos y el informe presentado sobre esta materia por la Defensora del Pueblo.
Así, se han incluido un total de 23 puntos en los se pide restablecer la posibilidad de que los migrantes puedan solicitar asilo en las embajadas y consulados españoles, facilitar asistencia letrada y garantizar la reunificación familiar de los asilados y mejorar la protección de menores refugiados, entre otros.
El representante de la formación morada ha denunciado que España también necesita mejorar las condiciones de acogida en los Centros de Internamiento de Inmigrantes (CIE) y ha pedido al Ejecutivo acabar con los recortes que estos centros y, en general, las políticas de inmigración durante la crisis económica.
"El derecho al asilo y la declaración universal de derechos humanos se encuentra en una grave crisis. Hoy hay más de 60 millones de refugiados y miles de muertos en aguas del Mediterráneo" ha denunciado el diputado en su discurso, para referirse al mar como "la mayor fosa común del mundo".
CRÍTICAS A LA REDACCIÓN DE LA MOCIÓN
El PP ha criticado la moción de la formación morada al considerarla un "mix" de temas en los que "se confunde el derecho de asilo con la migración". En este sentido, el 'popular' Jaime Mateu les ha tendido la mano para "hablar de este tema y perfeccionar el texto".
En referencia a la mezcla de temas que, a juicio de Mateu, se trata en la moción, ha apuntado a Podemos que se ha olvidado de mencionar a los "asilados que tuvieron que salir del País Vasco por la actividad de chantaje de ETA" y se ha referido al apoyo de Podemos a Otegi a quien "han definido como hombre de paz y le han acompañado en su periplo por las instituciones europeas".
La abstención del PSOE la ha argumentado su Ana María Botella, señalando que Podemos "ha antepuesto la ideología a las víctimas". Esa ha sido su conclusión después de presentar a la formación morada un texto alternativo que no ha sido aceptado.
EL PSOE DENUNCIA LA DEJADEZ DE RAJOY
Aún así, durante el debate, Botella ha hecho duras críticas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por su dejadez en la materia. Ha recordado que "durante casi un año el número de refugiados acogidos por España se fijó en 18" lo que, a su juicio, demuestra "la falta de interés del Ejecutivo". "Tanta importancia da Rajoy a los asuntos económicos y luego no da urgencia cuando se trata de personas", ha concluido.
También desde PNV Mikel Legarda ha criticado la propuesta de Unidos Podemos que, a su juicio, "abarca sin orden todo lo posible" y lo han hecho "todo junto y en el último momento", mientras que Ciudadanos ha calificado la moción de "cóctel" donde se mezcla "el cambio climático, las guerras, los refugiados y mucha demagogia".
La formación naranja por boca de Fernando Maura ha denunciado que se trata de un texto "disperso" y "poco informado" que "confunde refugiados por guerras con inmigrantes por causas económicas" y por ello ha decidido no apoyarlo.