Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso confía en tener listo su informe para el pacto contra la violencia de género la próxima semana

La subcomisión creada en el Congreso para lograr un pacto de Estado contra la violencia de género espera tener listo la próxima semana el informe que está elaborando para entregar al Gobierno, cumpliendo así el plazo previsto para su aprobación, que vence el 31 de julio.
Según ha explicado a Europa Press la portavoz adjunta del PP en materia de Igualad, Marta González, el órgano tiene previsto reunirse los próximos 18 y 19 de julio para trabajar en las enmiendas de la oposición al texto elaborado por su partido e intentar poner así fin a estos trabajos antes de que acabe el mes.
Este informe debe incluir las principales medidas que, según los partidos representados en el Congreso, el Gobierno debe poner en marcha para terminar con la lacra de la violencia machista. Algunas de ellas han sido consensuadas por todas las formaciones, mientras que algunos puntos son propuestas concretas de los partidos que han sido apoyadas por la mayoría de la subcomisión.
TRABAJO A PUERTA CERRADA
Este es el caso de una iniciativa de Unidos Podemos que se recogerán el documento y que propone incluir oferta pública de empleo para las mujeres víctimas de esta lacra, con el objetivo de que puedan "reinsertarse laboralmente".
Las portavoces de la formación morada en este órgano, Ángela Rodríguez y Sofía Fernández Castañón, destacaron la importancia de que las mujeres tengan su independencia económica y que las víctimas de esta lacra "no sólo dejen de serlo" sino que puedan tener una salida económica y puedan tener una vida normal.
Durante más de cuatro meses la subcomisión ha escuchado a puerta cerrada a numerosos expertos y agentes implicados en esta materia que han hecho sus propias propuestas. De hecho, la cantidad de información recopilada en este tiempo y la falta de acuerdo en algunos temas, ha llevado al órgano a solicitar en hasta dos ocasiones la prórroga del plazo de entrega del informe.
DEBERÁ SER APROBADO POR EL PLENO
Cuando se aprobó la creación de la subcomisión, en febrero de este año, se establecieron cuatro meses de trabajo, tras los cuales se debía entregar el informe consensuado. Sin embargo, días antes de cumplirse este plazo --16 de junio-- se solicitó la primera prórroga.
En este caso, aunque también se habló de la necesidad de más tiempo para llegar a acuerdo, se alegó que el informe debía incluir las conclusiones de la ponencia creada en el Senado para este mismo fin, y que los trabajos en la Cámara Alta no terminaban hasta finales de junio.
El Pleno del Congreso aprobó alargar el plazo hasta el 30 de junio. Pero, una vez más, la subcomisión tuvo que solicitar una ampliación, en este caso de un mes, para concluir los trabajos.
Cuando el texto esté listo y aprobado por la subcomisión, deberá ser aprobado también por el Pleno de la Cámara Baja. Si el informe se aprueba antes de que termine julio, los grupos podrían solicitar a la Diputación Permanente que convoque una sesión plenaria extraordinaria para dejarlo definitivamente aprobado antes de septiembre, cuando arrancará el próximo periodo ordinario de sesiones.