Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso, sin el PP, pide al Gobierno poner fin a la financiación de la educación que separa por sexos

El Congreso ha apoyado una proposición no de ley por la que se insta al Gobierno a enmarcar, dentro del debate para la elaboración de un Pacto de Estado por la Educación, un acuerdo para poner fin a los conciertos con centros educativos que separan a los alumnos por cuestión de sexo.
Además, piden que, hasta que se llegue a dicho acuerdo, el Ejecutivo deberá llevar a cabo un plan con las comunidades autónomas, para evitar que se aprueben o se deroguen conciertos educativos y se otorguen subvenciones con dinero público a las escuelas segregadoras.
El texto final, que ha contado con el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, es una transaccional entre PSOE y En Comú Podem, formaciones que habían presentado sendas proposiciones al respecto, en el que también se insta a impulsar la coeducación como "instrumento para eliminar los estereotipos y seguir avanzando hacia la igualdad efectiva entre géneros, a partir de un modelo educativo basado en la escolarización mixta".
Del mismo modo, llama a garantizar el principio de igualdad y las condiciones para que esta coeducación "sea real y efectiva", así como respetar y garantizar el cumplimiento de las sentencias emitidas por el Tribunal Supremo, de forma que no puedan establecerse conciertos con los centros que discriminan por razón de sexo para su sostenimiento con fondos públicos.
COARTA EL DERECHO A LA LIBERTAD DE ELECCIÓN
Aunque no han coincidido en posición de voto, tanto PP como Ciudadanos han aludido al derecho a la libertad de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, para argumentar su postura.
En el caso de los 'populares', su portavoz Sandra Moneo, ha denunciado que las propuestas atentan contra este derecho y ha cuestionado las intervenciones del resto de partidos señalando que se mueven "más en el terreno ideológico que en el educativo".
"Una propuesta no puede fundamentarse en la ruptura de libertades adquiridas, debe tener argumentos y planteamientos rigurosos y consistentes y quedarse en el debate educativo", ha declarado Moneo, quien también ha negado que este tipo de educación sea elitista, como aseguran otras formaciones.
CIUDADANOS SE ABSTIENE
Por su parte, la formación naranja, que se ha abstenido, ha asegurado que la educación diferenciada no es "el sistema ideal" que defiende Ciudadanos, pero respeta que existan padres que elijan esta opción para sus hijos. "No cuestionamos la posibilidad de su existencia", ha explicado Martín, quien ha apuntado que el "problema" es el acceso de esta educación al concierto público.
Desde Esquerra Republicana (ERC), Joan Oloriz, también ha apoyado la propuesta alegando que la coeducación es "un excelente instrumento educativo" aunque, desde su punto de vista, debería darse un paso más y culminar estas propuestas pidiendo el fin de este modelo y no sólo eliminar la financiación pública.