Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenados los padres del bebé que murió por seguir una dieta sin gluten

Condenados los padres que mataron a su bebé sometiéndole a una dieta sin glutenGtres

El pequeño murió a los 7 meses de edad pesando sólo 4 kilos. Los padres le autodiagnosticaron intolerancia al gluten y alergia a la lactosa y, poco a poco, fueron contribuyendo a su malnutrición y desnutrición. Ahora, un tribunal belga les ha condenado a 6 meses de cárcel.

Un tribunal belga ha condenado a seis meses de cárcel a dos padres por la muerte de su bebé por malnutrición y deshidratación. Los padres le sometieron a una dieta sin gluten porque no creen en las dietas convencionales.
Como explica el tribunal, los padres no tomaron las medidas adecuadas en el cuidado de su hijo. Tanto es así que murió a los siete meses con los órganos reducidos a la mitad de su tamaño y sin grasa, informa The Independent.
El juez Mieke Butstraen dijo que el fallecimiento del bebé fue "el resultado de la oferta sistemática de alimentos que no eran adecuados" para un niño de su edad. Por ello, su salud se vio perjudicada y murió pesando solamente 4.3 kilogramos, apenas un kilo más del peso que tenía cuando nació.
El caso ha creado un debate importante sobre el uso de la medicina alternativa y la responsabilidad de los padres de criar a sus hijos.
Los padres todavía podrían apelar la sentencia, pero el tribunal dijo que ya mostró suficiente indulgencia al darles una sentencia mínima de seis meses. "Está claro que los acusados ya han sido severamente castigados porque necesitan seguir con su vida sabiendo que son responsables de la muerte de su hijo, a quien verdaderamente querían", dijo Butstraen.
Los padres poseen una tienda dietética natural y es por ello que respaldan la comida alternativa al máximo.
A pesar de que el bebé no fue diagnosticado con intolerancia a la lactosa o al gluten, los padres sospecharon que Lucas sí lo tenía, y comenzaron a experimentar con dietas alternativas basadas en el arroz, la quinoa y la leche de alforfón.