Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

9 años de cárcel por fumar en el baño de un avión y causar un incendio en pleno vuelo

DL_a01010858Gtres

John Cox hizo saltar la alarma de incendio del Monarch Airbus al encenderse un cigarrillo en el cuarto de baño del avión en el que viajaba, lo que le ha supuesto una condena de nueve años y seis meses de cárcel.

Al parecer, el cigarrillo originó un incendio en la papelera por lo que el capitán tuvo que realizar una llamada de socorro y considerar un aterrizaje de emergencia, dado que la tripulación tenía dificultades para extender el incendio.
Pero, afortunadamente, uno de los pasajeros trabajaba para un servicio de bomberos y ayudó a la tripulación a extinguir el fuego para que el avión pudiera completar su ruta con seguridad, informa The Telegraph.

Cox, de Coates Road, Kidderminster, se declaró culpable del incendio. Reconoce que su imprudencia pudo costarles la vida a todos los pasajeros del avión y por ello se le estableció una pena de prisión de 4 años y seis meses.
Sin embargo, el Tribunal de Apelación ha dictaminado que la sentencia es demasiado indulgente y ahora Cox, de 46 años, deberá cumplir condena durante nueve años y seis meses.

El avión volaba de Birmingham a Sharm el-Sheikh, en Egipto, y estaba a 33.000 pies de altura en el momento del incidente, en agosto de 2015.
Al parecer, Cox había estado bebiendo antes y durante el vuelo, y fue grosero, abusivo y muy agresivo cuando fue desafiado por los pasajeros y la tripulación de la aeronave.
Pero una vez que llegaron a su destino, fue detenido por las autoridades egipcias y trasladado a Reino Unido para ser interrogado.

Y es que fueron unos momentos verdaderamente aterradores y angustiosos tanto para los pasajeros como para la tripulación. El capitán, que había volado a Monarch durante 20 años, dijo que nunca había experimentado un incidente tan peligroso. "Tirar una colilla de cigarrillo en una papelera sin asegurarse de que se extingue muestra un alto grado de imprudencia".