Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad de Madrid abre convocatoria para la demolición de las instalaciones de golf del Canal

La Comunidad de Madrid ha hecho pública la convocatoria del contrato por procedimiento abierto para las obras de demolición y desmantelamiento de las instalaciones de golf en el tercer depósito del Canal de Isabel II, que fueron declaradas ilegales por la Justicia.
El plazo de la ejecución será de cuatro meses y se adjudicará a la proposición económica con el precio más bajo. El valor estimado es de 643.000 euros, IVA incluido. La fecha límite de la presentación será el 7 de julio hasta las 14 horas y las ofertas se abrirán el 28 de julio.
La demolición responde a una sentencia del pasado verano, en la que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró "nulo de pleno derecho" el proyecto urbanístico con el que el Gobierno regional trató de regularizar la instalación deportiva construida sobre uno de los depósitos del Canal de Isabel, después de que fuera declarada ilegal por el Supremo en 2012.
Posteriormente, la asociación 'Parque Sí en Chamberí' pidió la ejecución de la sentencia, por lo que la Sala Contencioso-Administrativo del TSJM emitió el pasado 14 de diciembre un auto judicial en el que pedía suspender las actividades de golf, como así ha sucedido, y para iniciar los trabajos para la restauración de los terrenos a la situación previa a la ejecución de ese proyecto.
La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, con apoyo de las asociaciones, se comprometieron en tras una reunión a finales de enero a legalizar las instalaciones de fútbol y pádel que quedaron en el Tercer Depósito. El consejero de Presidencia y presidente del Canal, Ángel Garrido, se puso como meta el mes de junio para elaborar un borrador de proyecto para un nuevo diseño de las instalaciones que ahora son de golf y hacerlo "entre todos y lo más útil para los vecinos".