Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad de Madrid cerró 2016 con 36 homicidios, 6 más que en 2015

La Comunidad de Madrid registró el año pasado un total de 36 homicidios, 6 más que en 2015, que fue el de menor criminalidad desde que hay estadísticas, según el recuento anual realizado por Europa Press.
En la crónica negra madrileña, 2016 ha estado protagonizado por el triple crimen del bufete de Usera, que aún está por esclarecer, y por las violentas reyertas entre bandas latinas, que han dejado tres muertos y varios heridos graves.
Se trata de datos pendientes de consolidar en el Balance de Criminalidad que hará el Ministerio del Interior. De los 36 homicidios, sólo cinco han correspondido al ámbito de la Guardia Civil de Madrid, que ha esclarecido por el momento tres. Del total de crímenes en toda la región, tres han correspondido a casos de violencia de género, uno menos que en 2015.
La primera víctima del año que ha terminado fue precisamente un caso de violencia machista. Una mujer de 43 años perdió la vida a manos de su pareja el 4 de enero en el madrileño distrito de Hortaleza, que acabó arrestado.
Por otro lado, el 29 de enero un joven de 33 años murió apuñalado en una reyerta ocurrida en su fiesta de cumpleaños, en una casa de Ciudad Lineal.
El 3 de febrero un hombre de 41 años y origen ecuatoriano murió en el distrito de Retiro por los golpes propinados por su novio, que fue detenido en agosto. A finales de ese mes un ucraniano de 45 años murió arrollado por una furgoneta intentando impedir que le robaran los palés que transportaba en Getafe. Y en esa semana también un dominicano de 35 años murió en el hospital tras recibir dos disparos en la cabeza en la calle Miguel Hernández, en Puente de Vallecas.
En el mismo distrito, ya en marzo, un varón de 33 años y origen ecuatoriano murió apuñalado y otro hombre, de 37, resultó herido grave. Otro de los crímenes del mes, y uno de los de mayor repercusión del año, fue el asesinato de un dominicano de 18 años en la estación de Renfe de Sol en una pelea entre bandas latinas.
El mismo día, una mujer paraguaya murió acuchillada presuntamente por su hermana en Hoyo de Manzanares, que fue apresada por la Guardia Civil. Días más tarde, la dueña de un prostíbulo de Coslada murió a consecuencia de los golpes recibidos. El presunto asesino fue arrestado medio año después.
También en marzo un hombre de 41 años perdió la vida en un tiroteo ocurrido en una peluquería de la calle Costa Rica de Madrid. El undécimo crimen del año ocurrió el Viernes Santo. Un hombre mató a su cuñado, un español de 38 años, en Valdetorres del Jarama, un crimen ya esclarecido.
LOS MESES MÁS NEGROS
En abril, un hombre de 56 años fue hallado muerto y con la cabeza ensangrentada en un descampado de Móstoles. Parecida muerte sufrió un empresario días después en su casa del madrileño distrito de Chamartín, un crimen muy misterioso que todavía sigue investigando la Policía.
Por otro lado, un guardia civil de 31 años presuntamente mató a un hombre de 39 y nacionalidad marroquí tras una colisión entre sus vehículos en la A-3. El homicida ha ingresado en prisión tras ser detenido por sus compañeros.
*** Otro de los crímenes más extraños de 2016 ocurrió el 10 de mayo. Un hombre de origen brasileño fue hallado muerto de forma violenta en su casa de la calle San Bernardo de Madrid.
Por otro lado, el 11 de mayo un niño de 20 meses murió en el hospital tras recibir fuertes golpes. Su madre fue detenida. Días después, un hombre de nacionalidad rumano de 35 años murió golpeado por varios hombres en Madrid Río.
*** El 16 de mayo una mujer de 23 años y nacionalidad ecuatoriana murió al caer el coche que conducía su exnovia por unas escaleras tras una discusión. El conductor fue detenido por homicidio involuntario, por lo que se trataría de un caso de violencia machista.
Una semana después otro empresario fue hallado muerto, con signos de etiología homicida y en extrañas circunstancias, en su casa de la urbanización de Eurovillas, en Nuevo Baztán, un caso que aún está siendo investigado. Jornadas después falleció un hombre al que supuestamente su hijo le ahogó con un cable en su casa de Aluche. El presunto responsable fue detenido.
*** Fue el 22 de junio cuando ocurrió el ya conocido como triple crimen de Usera. Varias hombres buscaban entraron a un bufete de abogados buscando a su dueño, Víctor Joel S.C. No lo encontraron, pero mataron a las tres personas que se encontraban en ese momento en el local. Se trata de un cliente del despacho, que presentaba un hachazo en la cabeza; una trabajadora, que fue degollada; y la secretaria del bufete, que murió por fuertes golpes en la cabeza. La Policía busca de forma prioritaria a los autores del triple homicidio, que podrían estar en el extranjero.
*** Dos días después, el 24 de junio, un ciudadano chino fue degollado en un descampado de Móstoles. También de origen chino era el hombre que fue asesinado de una puñalada en el cuello a finales de julio en el distrito madrileño de Ciudad Lineal.
Este mes fue uno de los más trágicos del año, ya que la Policía detuvo a un cliente por matar al dueño de un hostal del centro de la capital. Además, el 29 de julio falleció un hombre muerto apuñalado por su novia en una casa de Galapagar. Un día después apareció el cuerpo sin vida de una mujer venezolana de 50 años, con claros signos de violencia, bajo un puente de la carretera de Valdemingómez.
TRES HOMICIDIOS EL MISMO DÍA
Agosto fue un mes relativamente tranquilo y no se anotaron víctimas mortales por violencia en la región. Todo cambió el 8 de septiembre, cuando se registraron tres homicidios. El primero tuvo lugar en Móstoles, donde un hombre fue asesinado por varios tiros en la cabeza. Luego, una mujer nicaragüense de 32 años falleció y un hombre español de 42 resultó herido grave al ser apuñalados por una persona, que días después fue arrestada, en la calle Bravo Murillo de Madrid. Horas después fue hallado el cuerpo sin vida de un varón de 60 años con evidentes signos de violencia bajo un puente del río Guadarrama, en Villaviciosa de Odón, un crimen que aún no ha sido esclarecido.
El 25 de septiembre un adolescente de 17 años murió apuñalado en Puente de Vallecas en una reyerta entre bandas, que tuvo continuación el día siguiente con una 'vendetta' en la misma zona, en la que resultó herido grave un hombre de un disparo. Los autores de las reyertas fueron detenidos. Ya en noviembre, una vecina de Malasaña de 65 años fue hallada muerta en su casa, con claros signos de haber sido agredida con un cenicero.
Otro de los sucesos más trágicos de 2016 ocurrió en Aranjuez el 24 de noviembre. Una mujer mató con problemas psiquiátricos mató a su hija de 5 años y luego se suicidó. El mismo día un hombre asesinó a su novia, degollándola con un cuchillo, dentro de un coche en Fuenlabrada. El asesino fue detenido.
Por último, a finales de noviembre fue un joven de 18 años en Alcobendas de un disparo realizado durante una pelea entre bandas latinas. El presunto autor del disparó fue apresado.