Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colorterapia: decorando emociones

Colorterapiacuatro.com

Los colores más adecuados para decorar cada estancia del hogar

¿Creías que la forma de decorar tu casa no afectaba a tu estado anímico y emocional? Pues no es así. La colorterapia o cromoterapia, nos enseña a descubrir un nuevo mundo del color según las emociones.
La colorterapia es un método empleado como forma de medicina curativa basado en los colores influyentes en el estado animico, con intención de mantener el equilibrio y la armonía, ahora, los aplicamos a la forma de decorar tu casa, para alcanzar una energía positiva en el hogar.
El salón es probablemente la parte central de la casa, lo más importante, por eso se tiende a decorar de colores con mucha luz. El color blanco es el más recomendado, ya que se trata del color de la paz, y representa todo lo bueno y positivo. Se asocia al color de los ángeles, de la serenidad y de la perfección y la pureza. Es por eso, que al tener un color 'puro' funciona como armonizador entre objetos diferentes, perfecto para el salón, donde podemos encontrar los utensilios mas variopintos del hogar. Además, al tender a la relajación, es perfecto para un lugar de descanso, como un buen sillón para una siesta eterna.
En la parte del comedor, se recomienda el rojo. Es un color muy intenso emocionalmente, y asociado a la actividad, a los sitios de reunión, e inclúso de carácter festivo; por eso mismo conviene no abusar mucho de él, ya que puede transmitir demasiados sentimientos pasionales.
Si te gustan los tonos ocres, marrones, beis, o tierra, tampoco vienen mal para estos espacios, ya que aportan especial calidez a estas dependencia, ya que tienen un carácter muy acogedor. 
Los dormitorios deben ser muy luminosos, de colores positivos, y tonos suaves para incitar al descanso. El azul incita a la estabilidad y la calma. Pero cuidado al mezclarlos con colores cálidos, ya que el impacto puede resultar una mezcla explosiva. Los tonos pastel tambien son muy acertados, tienen connotaciones oníricas y aportan especial dulzura, por lo que son perfectos para el sueño.
En otras estancias como baños y cocinas, es muy importante la sensación de limpieza, el blanco y el azul son los colores más habituales aunque ultimamente se tiende a insertar colores más llamativos.
Debemos hacer una mención especial al color negro, ya que se sitúa en la categoría de colores 'peligrosos'. Se asocia mucho a ambientes minimalistas y modernos, muchas veces combinados con el rojo, y esto a nivel emocional no provoca beneficios positivos, sino más bien, desequilibrio.