Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos evacuados de Cobos de Fuentidueña (Segovia) por el incendio de Naval regresan a sus domicilios

Los cerca de 40 vecinos de Cobos de Fuentidueña (Segovia) que habían sido evacuados a la localidad cercana de Burgomillodo ante la cercanía del incendio declarado este martes en el término de Navalilla han regresado a sus casas, según han informado fuentes de la Junta a Europa Press.
El cambio en la dirección del viento ha motivado esta decisión, por lo que los habitantes han podido volver a su domicilio poco más de dos horas después de que fueran trasladados a Burgomillodo.
La mayoría de los habitantes de la localidad son personas de avanzada edad con movilidad reducida, una de las causas que más había pesado para su evacuación. Para su evacuación se habían utilizado dos ambulancias, de Cruz Roja y Sacyl, y vehículos de la Guardia Civil, según las mismas fuentes.
El dispositivo para su evacuación estaba preparado por la tarde y se contemplaba la posibilidad después de que el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López-Escobar, declarara a las 17.00 horas de este miércoles el nivel 2 de peligrosidad en el incendio por riesgo de afección a la población de Cobos de Fuentidueña y después de que la cercanía del fuego y el humo provocaran el corte de la carretera CL-603, que aún se mantiene vigente.
Así, los vecinos fueron trasladados a la localidad cercana de Burgomillodo mientras numerosos medios aéreos y efectivos terrestres de la Junta de Castilla y León y de la Administración General del Estado se han desplazado y actúan en las labores de extinción de este incendio que afecta principalmente a masa arbolada de pinar y cultivo agrario.
El incendio comenzó el martes a las 13.20 horas y alrededor de las 15.30 horas se declaró nivel 1 de peligrosidad por afectar a más de 30 hectáreas.
Pese las intensas labores de extinción llevadas a cabo por los efectivos de la Junta de Castilla y León, el delegado territorial de Segovia, Javier López-Escobar, ha declarado hoy a las 17.00 horas el nivel 2 de peligrosidad por la posible afección al municipio de Cobos de Fuentidueña, según establece el Plan de Incendios de Castilla y León, al tiempo que se ha constituido el Centro de Coordinación Operativo Integrado (CECOPI).
Los medios movilizados por ahora son siete helicópteros, uno de ellos de tipo 'bombardero', siete autobombas, tres cuadrillas terrestres, dos bulldozer, ocho agentes medioambientales, tres técnicos, dos focas, la brigada de incencios forestales de Lubia y se ha solicitado la UME.
Asimismo, la Dirección General de Tráfico ha informado de cortes al tráfico en distintos puntos de la carretera CL-603, entre Navalilla y San Miguel de Bernuy, por la cercanía de las llamas, que se han avivado debido al incremento de la intensidad del viento.
Javier López-Escobar había asegurado este miércoles que la mano del hombre podría estar detrás del incendio que afecta a la localidad segoviana y que ya ha arrasado unas 200 hectáreas.
El fuego se declaró en torno a las 13.23 horas de este martes y en torno y se declaró nivel 1 por afectar a masa arbolada, en concreto pinar, y por un viento cálido de 20 kilómetros por hora. De hecho, el viento y la temperatura hace que la Junta mantenga el nivel 1 en este fuego que está perimetrado aunque no controlado.
Se da la circunstancia de que el 15 de junio se declaró otro incendio en este mismo término municipal, en ese caso al parecer por la caída de un rayo, que llegó a alcanzar nivel 2 de peligrosidad por cercanía a la población de Navalilla.