Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clara Serra (Podemos): "Tenemos una importante desigualdad de género en órganos directivos"

Podemos emprende una ruta por España para "repensar" su modelo organizativo en clave feminista
La responsable del Área de Igualdad de Podemos, Clara Serra, ha advertido este viernes que el partido tiene "una importante desigualdad de género" en los cargos directivos, así como "bastante segregación horizontal" en el reparto de las portavocías, en el que la mayor parte de las mujeres están al cargo de áreas "tradicionalmente asociadas a la mujer" y no a otras actividades, como la economía.
"Las mujeres dirigentes a nivel estatal, autonómico o municipal no lo han tenido fácil. Tenemos una importante desigualdad de género en los órganos directivos y creo que hay que abordar este problema. Tenemos 17 secretarios generales de los cuales 12 son hombres y 5 son mujeres. Tenemos una mayor desigualdad en las secretarías generales municipales, donde tenemos 485 hombres frente a 162 mujeres. Eso es un 25% de mujeres", ha subrayado.
Serra ha aclarado que no es un problema exclusivo de Podemos sino de "la política" y ha excusado la desigualdad explicando que el partido "tiene un buen programa feminista" y "se han hecho avances" pero que durante los últimos años la organización de Podemos ha estado centrada en su funcionalidad electoral.
Así lo ha indicado durante la presentación de la ruta '#NosotrasDecidimosPodemos', con la que desde el área de Igualdad del partido se quiere realizar un diagnóstico de los "problemas" de desigualdad que encuentran las mujeres en Podemos, tanto en los círculos como en los niveles directivos y las trabajadoras de la formación.
La primera parte de la ruta, que comenzará el fin de semana del 10 y 11 de diciembre en Granada, consistirá en una visita a varias ciudades españolas para recoger los testimonios y sugerencias de mejora de mujeres que trabajan en el partido o que participan en los círculos de la formación y de "hombres feministas" porque, según Serra, "también tienen que tener voz".
El objetivo de la iniciativa, según ha explicado la responsable de Igualdad, es realizar un análisis de la situación del partido en términos de igualdad entre hombres y mujeres para extraer conclusiones que permitan "feminizar la organización" y realizar los cambios y mejoras que crean necesarios a partir del "segundo Vistalegre" que el partido tiene previsto celebrar para repensar la organización tras una etapa "centrada en objetivos electorales".
"Queda hacer un cambio de ciclo para dejar el modelo de Vistalegre porque vamos hacia un ciclo más largo en el que hay que abordar nuevas tareas y construir con mucho más cuidado. Eso que tiene que ver con construir una organización igualitaria, que combata o ponga mecanismos para revertir las dinámicas y las inercias que hay en la política y en los partidos", ha asegurado.
Según Serra, la paridad en las secretarías generales "es más complicada" porque "no se le puede decir a un territorio que le toca elegir a una mujer si quiere elegir a un hombre".
Además, aparte de las posibles causas organizativas que dificulten el acceso de mujeres a cargos de representación interna dentro del partido, otra de las causas de la desigualdad puede ser que "los hombres siempre son más visibles y siempre están más dispuestos a ocupar ese lugar" además de que "muchas mujeres son más indecisas o más respetuosas a la hora de combatir a un compañero por ese espacio".
Por ello, cree necesario que, una vez acabado el "periodo electoral" desde el partido se impulse la formación interna y se impartan talleres para que más mujeres adquieran las competencias y la seguridad necesaria para optar a un puesto de mayor visibilidad, como las portavocías del partido. Asimismo, cree fundamental aprobar un protocolo que obligue a que en todos los actos del partido haya paridad entre hombres y mujeres para fomentar las figuras femeninas en espacios de visibilidad.
"Esto implica que cuando se hace una campaña electoral tiene que haber un protocolo que obligue a que en los carteles y en los actos haya mujeres de ese territorio. Tiene que haber reglas lo más vinculantes posible para que en un acto no haya cuatro hombres y una sola mujer", ha reivindicado.
IGLESIAS NO QUISO DAR DE MENOS LA PARIDAD
Por otra parte, al ser consultada por las declaraciones del secretario general del partido, Pablo Iglesias, en las que aseguraba que "la feminización de la política no se logra con más mujeres en los cargos de representación" (aunque reconocía que "es positivo"), la responsable del Área de Igualdad de Podemos ha hecho hincapié en que Iglesias "no se reconoce en ese corte" y que "quiso decir otra cosa".
"Lo que quiso decir es que entendemos que no solamente hablamos de feminizar el partido cuando hablamos de que haya más mujeres en el partido, que esto es absolutamente necesario pero es la condición de lo siguiente: hay otras cosas de las que hablar que es el efecto que tiene sobre la política el hecho de que haya más mujeres haciendo política, que es de fondo", ha indicado.
Según ha aclarado, dicho efecto no es "que el partido sea más femenino ni que haya mujeres más femeninas" sino que "cambien las prioridades políticas" y ha señalado la importancia de que la mayor participación de las mujeres conlleve la introducción de "nuevos temas" en la actividad política.
"Feminizar quiere decir que el hecho de que los partidos y las instituciones estuvieran copadas por hombres era funcional en un mundo con una división sexual por la cual el cuidado quedaba relevado al mundo privado y se encargaban las mujeres. Queremos traer a la política temas la construcción de comunidad o como el cuidado, porque la gente necesita ser cuidada y eso no es asunto de las familias ni de las mujeres", ha manifestado.