Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos también pide cambiar la norma que obliga a presentar un informe médico a discapacitados si quieren casarse

Justicia ha anunciado que emitirá una circular clarificando que personas sordas o ciegas no necesitan cumplir este requisito
Ciudadanos ha pedido al Gobierno que modifique la Ley de Jurisdicción Voluntaria que determina que si una persona afectada por deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales quiere casarse, deberá presentar un informe médico sobre su aptitud a prestar el consentimiento.
El texto en cuestión dice: "Si alguno de los contrayentes estuviere afectado por deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales, se exigirá por el Secretario judicial, Notario, Encargado del Registro Civil o funcionario que tramite el acta o expediente, dictamen médico sobre su aptitud para prestar el consentimiento".
La formación naranja hace esta solicitud, a través de una pregunta registrada en el Congreso, después de que diferentes organizaciones con discapacidad hayan analizado la norma, que se aprobó el pasado 2 de julio, durante la X Legislatura.
TRATA A LOS DISCAPACITADOS COMO CIUDADANOS DE SEGUNDA
Concretamente, se han emitido quejas desde el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) y la ONCE. Estas organizaciones consideran que el texto trata a las personas con discapacidad, como sordos o ciegos, como ciudadanos de segunda que precisan de consentimiento médico para poder contraer matrimonio.
"Desde Ciudadanos compartimos sus quejas y urgimos al Gobierno a modificar esta norma a fin de corregir los errores detectados y cumplir con la Convención Internacional de Personas con Discapacidad", indica el texto registrado por la formación naranja.
En todo caso, el Ministerio de Justicia está preparando una circular para aclarar que las personas con discapacidad visual o auditiva no tendrá que pedir dictamen médico para casarse, según confirmaron a Europa Press fuentes de este departamento este mismo miércoles.
De este modo, Justicia, junto con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), trabaja en un texto para fijar una interpretación del artículo 56 del Código Civil, recientemente reformado y que entrará en vigor en junio de 2017. Este precepto establece la obligatoriedad de "dictamen médico sobre la aptitud para prestar el consentimiento de aquellos contrayentes que estuvieren afectados por deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales".
La circular, según señalan, explicitará que este dictamen médico sólo se refiere a supuestos muy excepcionales, es decir, aquellos en los que la discapacidad es muy grave y muy extrema y la persona no tiene plenas facultades para prestar el consentimiento de matrimonio de forma voluntaria. Por ejemplo, afectaría a una persona sorda y ciega de nacimiento o una persona con una discapacidad psíquica muy grave que no es autónoma y que depende de otra persona para hacer absolutamente todo.
"Existe acuerdo político para cambiar el artículo y, mientras, también hay respaldo de la Dirección General de Registro y Notariado del Ministerio de Justicia para que la resolución impida su aplicación a personas con discapacidad sensorial (personas ciegas, sordas, sordociegas...)", han señalado las organizaciones de la discapacidad.
INICIATIVA DEL PSOE PARA CAMBIAR LA LEY
El Grupo Socialista en el Congreso también anunció el miércoles que va a corregir la "chapuza" del Gobierno del PP en la reforma de la Ley del Código Civil en lo referente a las personas con discapacidad sensorial. Para ello, va a registrar una proposición de Ley para eliminar los artículos que limitan los derechos de las personas con discapacidad sensorial a la hora de contraer matrimonio.
Así, el portavoz de la Comisión de Políticas Integrales de la Discapacidad, Joan Ruiz i Carbonell, ha anunciado que el Grupo Parlamentario Socialista va a presentar una proposición de ley para corregir lo dos artículos de las dos leyes que limitan los derechos de las personas con discapacidad sensorial a la hora de contraer matrimonio.
"Ha sido un error garrafal del Gobierno del PP que pretende corregir con una circular. Creemos que la mejor manera de garantizar los derechos de las personas es otorgarles seguridad jurídica y eso se hace cambiando la ley para eliminar la mención a las 'deficiencias sensoriales'", ha asegurado el portavoz socialista.
El parlamentario socialista ha precisado que su iniciativa modificará los artículos de dos leyes: el artículo 56, párrafo segundo del Código Civil y el 58.5 de la Ley del Registro Civil.