Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los yihadistas detenidos en Ceuta y Nador tenían la voluntad de actuar inmediatamente

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha destacado en Zaragoza que los cuatro yihadistas detenidos este martes, tres de ellos en Ceuta y otro en Nador (Marruecos) "pertenecían a un grupo fuertemente radicalizado y adoctrinado que estaba decidido y con firme voluntad de actuar ya en territorio nacional".

Fernández Díaz ha agregado que los cuatro detenidos "tenían avanzadas gestiones y fechas para la adquisición de armas y material, que eventualmente sirviera para fabricar explosivos destinados a la comisión de atentados terroristas".
En declaraciones a los medios de comunicación, ha precisado que se trata de una "célula que estaba especialmente dedicada a adoctrinar, reclutar y facilitar el desplazamiento para la integración en DAESH y combatir como terroristas en la zona de conflicto de Siria e Irak", según informaciones de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, ha apostillado.
Esta operación, que sigue abierta, está dirigida por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y se ha desarrollado por la Comisaría General de Información del Cuerpo de Policía Nacional en colaboración con la Dirección General de la Vigilancia del Territorio marroquí (DGST) del Reino de Marruecos, lo que revela las "magníficas relaciones" con el país vecino, ha enfatizado el ministro del Interior en funciones.
Fernández Díaz ha relatado que de las tres personas arrestadas en Ceuta, "una se había adiestrado en Afganistán, en combate, fue detenida en 2002 y recluida en el centro de Guantánamo y en 2004 vino a España. Por tanto estaba fuertemente radicalizada y con experiencia y adiestramiento en combate y en la organización de este tipo de actividades".
Otro de los detenidos "era un referente en el entorno radical en la zona de Ceuta donde vivía, en el ámbito de este tipo de organizaciones radicales de tipo yihadista", ha descrito, al tiempo que ha aportado el dato de que "tenía un hermano que se había inmolado en un atentado en Siria y estaba dispuesto a hacer lo mismo".
El ministro en funciones ha subrayado que "se ha desarticulado una plataforma muy importante en el ámbito de la lucha contra terrorismo yihadista".
Alerta 4
Con estas tres detenciones en Ceuta este año se ha alcanzado la cifra de 11 detenidos en España y uno en Marruecos, "lo que pone de manifiesto que estamos en alerta 4", ha destacado Fernández Díaz quien ha explicado que ello supone que "existe un riesgo elevado de comisión de atentados terroristas".
No obstante, ha ensalzado que el servicio de lucha antiterrorista, como la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y la Guardia Civil y coordinados con el CNI "luchan de forma muy eficaz para que este riesgo de comisión de atentados no se materialice".
En 2015 han sido detenidas en España 102 personas dentro de la lucha antiterrorista y en lo que va de año "ya son 11 en España y uno en Marruecos, lo que revela que existe riesgo, pero los servicios de seguridad son muy profesionales y eficientes y no bajan la guardia para garantizar la seguridad y la libertad de nuestros compatriotas y todos los ciudadanos que conviven en nuestro país", ha resaltado.
Al respecto, y con motivo del acto de concesión del uso de la Bandera de España a la Jefatura Superior de Policía de Aragón, Fernández Díaz ha felicitado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por la "labor tan espléndida que realizan en la lucha antiterrorista", ha concluido.