Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Centro Médico Alomar cuenta con una tecnología que reduce el temblor en un 80% de los casos del Párkinson

El Centro Médico Alomar cuenta con una tecnología, denominada 'ResoFus', que reduce el temblor en un 80 por ciento de los casos del Párkinson, sin necesidad de apertura craneal y con un 99 por ciento de seguridad.
El temblor parkinsoniano está causado por el daño en las estructuras cerebrales que controlan nuestros movimientos y puede ser el primer síntoma de la enfermedad de Parkinson. Además, suele afectar a las manos, pero también puede afectar a la barbilla, los labios, las piernas o incluso al tronco.
Aunque el temblor parkinsoniano generalmente comienza a estar presente en personas mayores de 60 años, cada vez se diagnostican más pacientes con enfermedad de Párkinson de menos de 45 años. Y es que, a partir de los 75 años, aproximadamente, los expertos ya no recomiendan operaciones craneales abiertas para trastornos del movimiento, si bien con la tecnología 'ResoFus' es posible tratar el temblor a pesar de los impedimentos derivados la edad avanzada.
Este tratamiento no requiere ninguna incisión, ya que se realiza mediante ultrasonidos que llegan al cerebro sin necesidad de apertura craneal. El paciente no tiene necesidad de pasar por quirófano.
"La tecnología ResoFus se trata de un tratamiento más seguro y menos agresivo, ya que no precisa apertura craneal ni introducción de instrumental en el interior del cerebro. Además, reduce en un 80 por ciento el temblor en la mayoría de los pacientes, lo que permite mejorar en gran medida su calidad de vida. En algunos casos, la reducción del temblor alcanza el 98 por ciento", ha explicado el especialista sénior en Neurocirugía, Jordi Rumià Arboix.
El Centro Médico Alomar cuenta con ResoFus desde 2014 y desde entonces ya han tratado a más de 60 pacientes nacionales y extranjeros, convirtiéndose en pioneros y expertos de la técnica reconocidos a nivel internacional.