Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juzgado retira el carné por un año al jugador del Celta Welliton

El juzgado retira el carné por un año al jugador del Celta WellitonEFE

El jugador del Real Club Celta, Welliton Soares, ha sido condenado por un juzgado de Vigo a un año de retirada del carné y al pago de una multa de 9.000 euros, por conducir bajo los efectos del alcohol (quintuplicaba la tasa máxima permitida).

El delantero brasileño llegó este martes sobre las 9.30 horas al juzgado de guardia de la ciudad olívica, acompañado por el delegado del club, Vladimir Gudelj, para someterse a un juicio rápido, tras haber sido detenido por agentes de la Policía Local el pasado lunes. Welliton abandonó el edificio sobre las 11.45 horas, por una puerta trasera y huyendo de los medios de comunicación.
Según han informado fuentes judiciales, el juzgado de guardia dictó sentencia de conformidad (el denunciado asumió los hechos), por la que se condena al jugador, de 27 años de edad, a un año de retirada de carné y al pago de una multa de 50 euros diarios durante 6 meses (9.000 euros)
El futbolista fue arrestado sobre las 5.00 horas de la madrugada, al ser sorprendido al volante de su coche, circulando a gran velocidad por el centro de la ciudad, y con la música a todo volumen. El joven conducía por Urzáiz y Gran Vía, en dirección a Plaza de España, y fue finalmente interceptado en el cruce de Gran Vía con Hispanidad.
Los agentes que lo identificaron, comprobaron que iba con cinco acompañantes (uno más de lo permitido), y que tenía síntomas de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. La prueba arrojó un tasa de alcohol de 1,30 miligramos por litro de aire expirado, cuando el máximo legal permitido es de 0,25mg/l (a partir de 0.60mg/l, se considera delito).