Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Animalistas y vecinos de Cazalilla se enfrentan por el lanzamiento de una pava

El lanzamiento desde el campanario de la iglesia de Santa María de la Magdalena de la pava de Cazalilla (Jaén) ha terminado hoy con enfrentamientos entre algunos vecinos, defensores de los derechos de los animales y con los medios de comunicación. Este año, la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (Anpba) pedía al Obispado de Jaén que cerrase la puerta de entrada al campanario de la iglesia para que no se llevase a cabo el lanzamiento. La pava es arrojada cada año a una plaza abarrotada de público que espera hacerse con el animal, y la persona que la coge se compromete a cuidarla, aunque este año no se ha podido saber la identidad de la persona que la ha cogido, ya que los vecinos se han cerrado alrededor impidiendo ver el estado del animal.