Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá agradece la lucha por la libertad y la tolerancia del protestantismo al conmemorar los 500 años de la Reforma

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha transmitido este viernes un mensaje de agradecimiento a los protestantes por una "lucha por la libertad y la tolerancia" que ha beneficiado al resto de congregaciones durante la sesión inaugural del VIII Congreso Evangélico.
En el marco de este evento se conmemora que el próximo 31 de octubre se cumplirán 500 años desde que el monje Martín Lutero clavó en las puertas de la iglesia alemana de Wittenberg las tesis que impulsaron la reforma y la posterior escisión de la Iglesia Católica.
"La importancia que tiene esta fecha no es solo para los fieles de las distintas iglesias evangélicas, sino para muchos otros que no profesan esa fe, pero que hemos sido beneficiados de la lucha por la libertad y por la tolerancia que el protestantismo ha hecho a lo largo de la historia", ha destacado Catalá durante su intervención.
Durante el acto celebrado en el WiZink Center ante más de 5.000 asistentes, el ministro ha reconocido que la historia recorrida por los protestantes en España "no ha sido fácil" y, en este sentido, ha puesto en valor que "a pesar de las dificultades en tiempos en los que había solo una religión oficial o de Estado", las iglesias evangélicas españolas decidieran "organizarse".
"Con la colaboración de todos hemos ido completando etapas, logrando que en España nuestra sociedad sea más libre", ha señalado el titular de Justicia, que ha reiterado el compromiso del Gobierno para promover las condiciones necesarias que permitan hacer real "el derecho a la libertad religiosa de los individuos y de los grupos religiosos", mandato recogido en el artículo 9 de la Constitución.
Del mismo modo ha destacado que, gracias a la aprobación de la Constitución Española de 1978 y a la Ley de Libertad Religiosa de 1980, "la realidad de los protestantes no es la de hace 40 años" y que tuvo como consecuencia la firma, en 1992, "de los Acuerdos de Cooperación del Estado con las iglesias y con las confesiones distintas a la no católica".
En el acto, al que han acudido representantes de las distintas confesiones religiosas en España como la judía, la budista, la católica y la islámica, y representantes de las diferentes entidades evangélicas del mundo, también han intervenido representantes de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital.
El concejal y delegado del Área de Gobierno de Coordinación Territorial y Cooperación Público Social del consistorio madrileño, Nacho Murgui, ha agradecido a la comunidad evangelista por ayudar a construir una ciudad "más abierta y más libre".
Por su parte, el consejero de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, ha dado las gracias a la comunidad evangélica de Madrid por su "labor en centros, colegios e institutos" y por insistir en "los conceptos del trabajo y el esfuerzo", ya que "muchas familias viven situaciones difíciles y ayudan a que sus hijos cuenten con una formación que será fundamental para su futuro".
Al concluir su intervención, el ministro de Justicia ha recibido en manos de la FEDERE --Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España-- una placa con motivos de la Iglesia Evangélica Valdense.