Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cartas de amor que acaban en boda sorpresa

Cartas de amor que acaban en boda sorpresaVimeo

¿Y si tu novio te pidiera matrimonio el mismo día de la boda? ¿Sorpresa o chasco por no poder elegir tu vestido, las invitaciones, el menú...? Adam arriesgó y acertó. Su novia volvía a casa tras seis meses trabajando fuera y la recibió con la mejor carta de amor: su boda.

Tras pasar seis meses en Inglaterra por motivos laborales Carly Butler recibía por parte de su novio Adam la mayor sorpresa de su vida. Había organizado toda la boda en secreto. Tan en secreto que la mayoría de los invitados pensaban que habían sido citados para una fiesta de bienvenida para Carly.
"Buenos días, preciosa. Esta carta es diferente a las otras que te he escrito. Durante los últimos meses he estado preparando con otras personas, principalmente tu madre, una fiesta de compromiso para que nuestros familiares y amigos nos vieran prometidos. Pero lo que estoy tratando de decirte es que hoy no es nuestra fiesta de compromiso, es el día de nuestra boda".
Era el 3 de agosto de 2013 cuando Carly leía estas líneas. Caryl quien se había despertado como si de una mañana cualquiera se tratara leía sorprendida y emocionada la atrevida sorpresa de su ya marido. Con el vestido escogido, el maquillaje y la peluquería reservados, el festín organizados... leía entusiasmada la futura esposa la prueba de amor más atrevida, no dejar a una novia no decidir ni un solo detalle de su boda, mientras una cámara grababa el feliz momento.