Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cardiólogo niega que toser mientras se sufre un ataque al corazón tenga efectos terapéuticos

El jefe de los servicios de Urgencias de IMQ, Fidel Fuentes, ha negado que toser mientras se sufre un ataque al corazón tenga efectos terapéuticos, por lo que ha rechazado el 'Cough CPR', una afirmación que se ha convertido en viral y que en español significa 'resucitación cardiopulmonar a través de la tos'.
"Si usted sufre un ataque al corazón y se encuentra solo, lo primero que debe hacer es conseguir ayuda a través de una llamada al 112 o haciendo que alguien cercano llame. Además, si puede tomar una 'Aspirina' mientras acuden los servicios de Urgencias, mejor. No hay ninguna razón ni recomendación de las sociedades científicas que afirme que toser mientras se sufre un ataque al corazón presenta beneficios terapéuticos", ha aseverado.
Y es que, según esta idea, las personas que sufren un ataque al corazón estando solas pueden ayudarse a sí mismas provocándose la tos en repetidas ocasiones y con mucha energía. De hecho, se incita a hacer una respiración profunda y con los pulmones llenos, provocarse una tos profunda y prolongada, repitiéndolo cada dos segundos sin tregua hasta que llegue la ayuda o hasta que sienta que el corazón late normalmente.
"Este bulo viral se conoce desde que comenzó a circular en Estados Unidos hace años. Parece que se remonta al año 1999 nada menos. Desde entonces, ha tenido una expansión alarmante. Tanto es así que la Asociación Americana del Corazón tuvo que salir al paso afirmando las bases científicas de por qué esto era un bulo viral", ha apostillado el cardiólogo de la Clínica IMQ Zorrotzaurre, Txema Aguirre.
El bulo, prosigue, debió de originarse a partir de una confusión sobre una recomendación de toser que sí existe para los pacientes que presentan una arritmia súbita. "Durante una arritmia súbita (ritmo cardiaco anormal) puede ser posible que una persona consciente y con capacidad para moverse tosa fuerte y repetitivamente para, mediante el aumento de la presión en el tórax, desarrollar un mecanismo reflejo capaz de abortar cierto tipo de arritmias", ha expuesto el cardiólogo del IMQ.
Por tanto, tal y como han insistido los expertos, no existe ninguna sociedad científica, ni ninguna guía de práctica clínica, que respalde la 'resucitación cardiopulmonar a través de la tos', porque no es útil para este tipo de pacientes.
Dicho esto, el responsable de los servicios de Urgencias de las Clínicas IMQ ha recordado la importancia de saber reconocer los signos de alarma ante un infarto de miocardio o ataque al corazón: notar un dolor u opresión en el pecho que se mantiene durante algunos minutos o que aparece y desaparece; sentir dolor o incomodidad en otras partes del cuerpo, como los brazos, la espalda, estómago, el cuello o mandíbula; tener una sensación de que falta el aire al respirar; o darse cuenta de otros posibles signos, como sudor frío, náuseas o mareos.