Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las prospecciones en Canarias se prevén a 13 kilómetros de zonas protegidas

"Entendemos que es un argumento más que suficiente para que se suspenda todo el proceso"

El Cabildo de Fuerteventura afirmó que las áreas de perforaciones petrolíferas autorizadas por el Gobierno frente a sus costas y las de Lanzarote se encuentran a 13 kilómetros de espacios que son Zona de Especial Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA), lugares recogidos por la Unión Europea en la Red Natura 2000.
De esta manera, las corporaciones insulares, en coordinación con colectivos ciudadanos y ecologistas como El Guincho, Agonane, Ben Magec, Ecologistas en Acción y WWF Adena, han remitido información complementaria a la UE sobre esta cercanía y los peligros que ello implica para la conservación.
"Entendemos que es un argumento más que suficiente para que se suspenda todo el proceso, ya se lo hemos explicado al Ministerio, pero como no hace caso ni si quiera responde a las alegaciones, lo que ahora hacemos es trasladarlo a la Unión Europea para que actúe en consecuencia", explicó el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera.
Asimismo, recordó que este martes se cumple precisamente un mes de la "multitudinaria" manifestación ciudadana del 24 de marzo.
La UE admitió a trámite las denuncias contra las prospecciones
Por su parte, la Comisión Europea admitió a trámite dos denuncias paralelas interpuestas por los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura ante el Real Decreto 547/2012 (de 16 de marzo de 2012) por el que se autorizó a un consorcio de multinacionales petroleras la realización de perforaciones en busca de petróleo frente a las costas de Fuerteventura en Lanzarote.
Aquí, la Unión Europea aceptó además el envío de estudios complementarios que sustentan la posición de los dos Cabildos orientales.
En la queja tramitada ante la Unión Europea se subraya que la ubicación de la autorizaciones, 9 cuadrículas que suman 616.000 hectáreas, coincide con una de las áreas más importantes de España en términos de biodiversidad marina.
En este sentido, se explica que Lanzarote y Fuerteventura contienen numerosos lugares de destacada importancia biológica y geológica, designados como espacios protegidos con diversas categorías de protección a nivel autonómico, nacional, europeo e internacional y que las aguas canarias también han sido declaradas por la Organización Internacional del Tráfico Marino (IMO) Zona Ecológicamente sensible al tráfico marino.
En la queja se advierte además que la afección y los impactos negativos sobre la biodiversidad marina "van a ser elevados". "Tanto durante las propias actividades de prospección ya autorizadas, como por un eventual derrame que pueda afectar a las comunidades marinas presentes en las aguas y costas canarias, a partir de las futuras áreas de explotación petrolífera", señalaron las corporaciones.
Por último, los cabildos apuntaron que el alcance e impacto de estos posible derrames estará condicionado por la magnitud del mismo y por las condiciones ambientales reinantes en el momento en que estos accidentes se produzcan.