Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lulú cambiará de sexo con seis años

Lulú. Foto: http://www.sentidog.com/lat/2013/09/lulu-tendra-el-dni-acorde-a-su-identidad-de-genero.htmlcuatro.com

El Gobierno argentino ha ordenando a un Registro de Buenos Aires que revise su negativa a permitir que un niño de seis años cambie su sexo en su Documento Nacional de Identidad (DNI). La orden, emanada a través de la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) ha sido conocida después de que la madre del menor se hubiese dirigido por carta a la presidenta de la República, Cristina Fernández, para expresarle su caso y pedirle ayuda.

Según informa el diario argentino Clarín, el Gobierno argumenta que negarle el cambio de documento afecta a los derechos de Lulú –nombre ficticio para resguardar su privacidad–, que hoy tiene 6 años.
La pesadilla para esta familia comenzó en 2012 cuando el asesor de Incapaces del Tribunal de Morón y la directora del Registro de las Personas de la provincia de Buenos Aires, Claudia Corrado, denegó la inscripción de Lulú como una mujer. Además, la Asesoría General de Gobierno bonaerense también desaconsejó tramitar el requerimiento de cambio de identidad en el DNI.

Gabriela había dado a luz a una pareja de mellizos, ambos varones que crecían con absoluta normalidad hasta que a los 18 meses algo cambió.

Según cuenta la propia madre, si bien Lulú nació con genitales masculinos, desde muy pequeña manifestó su elección de género: “A los 18 meses, cuando empezó a hablar, me decía: ‘Yo nena, yo princesa’.

Por ello, ante el contratiempo de la negativa del cambio de registro, Gabriela decidió dirigirse a lo más alto de la Administración y le contó su historia a través de una carta a la presidenta del país, Cristina Fernández.

La respuesta le llegó mediante un oficio de la Senaf, organismo dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano. En su resolución, Gabriel Lerner, secretario de la Senaf, asegura que negarle el cambio de documento “configura una situación de afectación de los derechos” a Lulú.

Días antes, Gabriela, con el apoyo de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), había presentado ante el Registro de Buenos Aires un recurso administrativo en el que reclamaba que una autoridad superior revisase la negativa de la directora del Registro.

Desde este colectivo de defensa de los derechos de gays y lesbianas se asegura que, “hay montones de leyes que protegen a Lulú, como la de Identidad de Género y todos los tratados de niñez, como la Convención sobre Derechos del Niño, que tienen rasgo constitucional. Para nosotros, está muy clara la situación”.

En su oficio de respuesta a Gabriela, el Gobierno argentino deja claro que Lulú, "demostró conocer y comprender la situación en que se encontraba” y “manifestó querer un DNI con su nombre”.

Si el Registro finalmente cambia de postura y Lulú tiene un nuevo DNI, sería la primera vez en el mundo que se consigue cambiar el sexo en la identidad de alguien tan pequeño.

Foto: http://www.sentidog.com/