Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CNIO incorpora a Iván Plaza-Menacho para estudiar la biofísica y estructura de proteínas involucradas en el cáncer

Iván Plaza-Menacho va a dirigir el Grupo de Quinasas, Fosforilación de Proteínas y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el cual está centrado en el estudio de la estructura 3D de las quinasas, íntimamente implicadas en el origen y el desarrollo del cáncer, así como en la resistencia a fármacos quimioterápicos.
"El hecho de que el CNIO me ofrezca una garantía para seguir haciendo ciencia de primer nivel ha sido determinante", ha subrayado Plaza- Menacho, que llega al centro después de desarrollar gran parte de su carrera profesional fuera de España, pasando por instituciones como el Institute of Cancer Research (ICR) o el London Research Institute del Cancer Research UK (ambos en Londres), y el Biozentrum de la Universidad de Basilea (Suiza).
El grupo dirigido por Plaza-Menacho tiene como objetivo entender el funcionamiento de las quinasas, que están directamente implicadas en cáncer. "En concreto, me centraré en la relación que tiene la información tridimensional de dichas proteínas con su estado funcional, para lo que aplicaré una serie de técnicas y métodos que provienen de distintas disciplinas, ya sea la biología estructural, técnicas bioquímicas y biofísicas o ensayos de señalización celular", ha explicado.
Durante los últimos años, Plaza-Menacho ha estudiado la implicación del receptor tirosina quinasa RET en el cáncer de mama dependiente de hormonas (receptor de estrógenos positivo), y su relación con la resistencia al tratamiento hormonal que desarrollan muchos pacientes.
El investigador continuará trabajando en este campo, así como en el estudio del papel clave que juegan las proteínas quinasa en otros tipos tumorales como pulmón o tiroides, entre otros.
Su llegada refuerza, por un lado, el Programa de Biología Estructural, dirigido al estudio estructural y computacional de los sistemas moleculares relacionados con el cáncer, y, por otro, el Programa de Desarrollo de Fármacos, apuesta estratégica del CNIO, cuyo objetivo es descubrir nuevos compuestos contra esta enfermedad.