Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CNIO asegura que Hidalgo no quiso llegar a "ningún acuerdo" y que siempre intentaron que se quedara

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha asegurado que el científico Manuel Hidalgo no quiso llegar a "ningún acuerdo" con ellos antes de ser despedido y que el centro ha intentado ayudarle "en todo momento" para que se quedara.
Estas afirmaciones se han realizado después de la controversia creada por el despido del que hasta ahora era director del Programa de Investigación Clínica del CNIO, quien ha comentado en diferentes medios de comunicación que su cese se atribuye a diferencias con la directora del centro, María Blasco, porque le denegaron distintas propuestas para compatibilizar su labor.
Y es que, además de dirigir dicho programa, Hidalgo era director del Centro Clínico de Cáncer del Beth-Israel Deaconess de Boston (Estados Unidos), cargos que, según la Oficina de Conflicto de Intereses (OCI) del Ministerio de Hacienda, eran incompatibles entre sí puesto que el contrato que el científico tenía en el hospital estadounidense era del cien por cien y en el CNIO del 50 por ciento.
En este sentido, el centro ha asegurado que Hidalgo nunca les facilitó el contrato que contrajo con el centro de Boston y que su baja asistencia al CNIO excedía "todos los límites de lo razonable", teniendo en cuenta la importancia del programa que lideraba.
Ante este hecho, y contradiciendo las declaraciones del científico, el CNIO ha explicado que acudió a la OCI para buscar soluciones a la situación del científico y lograr que se quedara, por lo que le ofrecieron dejar la dirección del Programa de Investigación Clínica y dirigir la Unidad de Tumores Digestivos, un proyecto que no requiere tanta dedicación como el anterior.
Según el centro, Hidalgo rechazó en todo momento esta solución, señalando que no quería dejar la dirección del programa, el cual, además, había recibido un informe de evaluación 'ad hoc' con recomendaciones de mejora que, tal y como ha alertado el CNIO, el científico "nunca realizó".
Finalmente, el centro ha negado haber recibido una carta con el ofrecimiento del científico de abandonar su puesto y liderar la Unidad, sino "todo lo contrario".
El centro, a través de un comité de búsqueda presidido por Josep Tabernero, ya ha comenzado a buscar candidatos a ocupar la dirección del Programa de Investigación Clínica y se espera que el puesto sea cubierto "cuando antes".