Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. denuncia que los hogares españoles gastan un 23% más en salud que en 2009, a raíz de la reforma sanitaria

Un informe elaborado por la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (FSS-CCOO) ha revelado que el gasto de los hogares españoles en salud se ha incrementado un 23 por ciento de 2009 a 2014 como consecuencia de la reforma sanitaria que impulsó el Gobierno en 2012, mientras el gasto sanitario de las administraciones ha caído un 11 por ciento.
En dicho informe han analizado los últimos datos disponibles recopilados por el Sistema de Cuentas de Salud (SCS) del Ministerio de Sanidad, que muestra como el gasto sanitario de los hogares españoles ha pasado de los 18.907 millones de euros en 2009 a 23.323 millones en 2014.
Esto supondría un aumento del gasto de 92 euros al año, pasando de los 409 euros de media por persona de 2009 a los 501 de 2014, que contrasta con la caída del gasto sanitario de las administraciones públicas en el mismo periodo, que pasó de 1.632 euros por persona en 2009 hasta los 1.437 euros en 2014, 195 menos.
"Unos datos que confirman la máxima de que un descenso en el gasto público en salud acarrea un aumento en el gasto privado de las familias", ha denunciado el sindicato.
CC.OO. también ha criticado que desde la aprobación de la reforma sanitaria de 2012 la ciudadanía se ha gastado 4.281 millones de euros más de los que se hubiera gastado de haberse mantenido el gasto de 2011 en este concepto.
Asimismo, denuncia que el porcentaje de crecimiento de uno de esos gastos, el destinado a productos farmacéuticos y productos médicos no perecederos, asciende al 53 por ciento en 2014 si se compara con los datos de 2009.
El informe también recuerda los últimos datos de la encuesta de presupuestos familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE), relativos a 2015, que facilita datos sobre el gasto en salud de las familias por comunidades y muestra como Cataluña, País Vasco y Navarra serían las comunidades en las que las familias realizan un mayor gasto medio por persona. Por contra, en Murcia, Andalucía, Extremadura y Canarias el gasto es menor.
PRESUPUESTOS SANITARIOS MÁS ALTOS
Por otro lado, el trabajo de CC.OO. también analiza como en 2016 se produce un incremento por segundo año consecutivo del presupuesto sanitario conjunto de las comunidades, un 3,65 por ciento más con respecto al año anterior.
Este aumento, según explica el sindicato, es fundamentalmente para hacer frente a los gastos derivados del tratamiento de la hepatitis C, el abono de parte de la paga extra detraída en 2012, la reactivación de la carrera profesional en algunas Comunidades y el incremento de plantillas.
Sin embargo, lamentan, los datos no resultarían tan positivos si se comparan con los de 2010, siendo un 5,5 por ciento inferior al de ese año.
¿MÁS PERSONAL O MENOS?
En lo que respecta al número de profesionales, las cifras del Boletín Estadístico de Personal (BEPSAP) a fecha de 1 de enero de este año muestran como se produce un incremento de 5.161 efectivos en Instituciones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud (SNS), con respecto al último año.
A pesar de ello, respecto a 2012 (primer año con posibilidad de comparar las cifras de todas las comunidades), tienen 15.326 efectivos menos trabajando, lo que supone una reducción del 3 por ciento.
La comparación de las cifras de efectivos en enero 2016 con las de enero de 2012 distingue a aquellas cuya mayor cifra de efectivos se da en 2012 (Castilla-La Mancha, Canarias, La Rioja, Madrid, Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Navarra, Castilla y León y Cataluña, e incluso País Vasco dado que la mayor cifra de efectivos se da en 2013). Éstas suman una pérdida de 17.856 empleos, el 57 por ciento de los cuales se eliminan en Andalucía (-5.556) y Madrid (-4.682).
Por contra, otras presentan las cifras más altas en 2016 (Baleares, Galicia, Asturias, Extremadura, Aragón y Cantabria), con un aumento de 2.529 personas, concentrando en 3 de ellas el 80 por ciento de ese aumento: Aragón (+826), Extremadura (+679) y Cantabria (+529).
Por su parte, según datos del Sistema de Información de Atención Primaria (SIAP), las cifras de empleo de 2015 son las peores de la serie 2010-2015, habiéndose perdido 1.398 profesionales respecto al año 2011 (el año de la serie con mayor cifra de empleos). De ellos, el 18 por ciento corresponden a personal sanitario y el 82 por ciento a no sanitario.