Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buddy, más cerca de su nueva familia gracias a la presión social

Buddy, más cerca de su nueva familia gracias a la presión socialFacebook

El pasado viernes recibieron en el aeropuerto del Prat a Buddy, un cachorrito procedente de Nueva York con todos sus papeles en regla y que pasó todos los controles sanitarios necesarios en suelo estadounidense. Cuando sus dueños intentaron recoger a la mascota, la responsable de salud animal del aeropuerto de El Prat les informó de que no se podían llevar al cachorro porque al parecer, el chip no se podía leer. Ahora tras varios días de lucha en las redes sociales Buddy se encuentra más cerca de su nueva familia.

El perro viajaba con todos sus papeles, los cuales certifican que tiene más de tres meses y que está vacunado de la rabia. Estas dos condiciones son indispensables para que un animal pueda entrar a la Unión Europea.
El problema de la lectura del chip ha sido el impedimento de la entrada a Barcelona de Buddy.  Una amiga de los dueños del perro decidió poner en marcha una campaña de recogidas de firma para impedir que devuelvan al cachorro a Nueva York y para protestar por la situación en la que se encuentra el animal.